Un niño sobreentrenado es un beisbolista menos en las Grandes Ligas | 800Noticias
800Noticias
Deportes

El béisbol se ha convertido en uno de los deportes más famosos a nivel internacional y muchos lo ven con una alternativa económica y evolución social, por tal razón cada día muchos padres se esfuerzan para que sus hijos sean profesionales de la pelota y puedan llegar al béisbol de las Grandes Ligas, y se olvidan de preguntar a sus pequeños si eso es lo que ellos anhelan. Este deseo familiar se convierte en algunos caso en una obsesión y le someten a situaciones de sobre entrenamiento que llegan al punto de que el niño se lesione. Para el Fisioterapeuta Jaime Noguera, quien trabajó para los leones del Caracas, “es falso que entre tu más practiques mejor vas a ser, es falso que entre más juegos tu tengas mejor jugador serás. Mi comentario se debe a que mi consultorio vienen muchachos de 10 a 14 años con lesiones de adultos, y cuando les hago la entrevista y la respectiva evaluación, consigo que ese niño juega para 3 equipos, y no es que el niño quiera jugar para 3 equipo, el papá lo pone en esa situación”.

Los padres olvidan muchas veces que sus hijos son niños que quieren divertirse, y ejercen en ellos una presión tan elevada que les baja el autoestima por no poder cumplir con los objetivos que se les exigen. “Mi idea no es quitarles el estímulo a los padres a que sus hijos practiquen deportes, pero si usted quiere que su hijo sea profesional, lo primero que tiene que saber es si él quiere ser profesional, y de ser así, usted como padre debe cuidarlo”, añadió Noguera.

Que un niño se convierta en profesional del béisbol requiere de un entrenamiento planificado con sus respectivos descansos, pero si lo someten a un sobre entrenamiento pueden generar lesiones tan graves que hace que los saquen del terreno del juego y en algunos casos no puedan volver a jugar, por eso se les recomienda a los padres tomar conciencia y ser prudentes y no se dejen llevar por la pasión. Señala el Fisioterapeuta Noguera que “si un niño entrena 2 veces a la semana para 2 equipos, y juegas sábado y domingo, quiere decir que está jugando pelota 6 días a la semana, esta situación no le está permitiendo que tenga los tiempos de descanso necesario, y el tema de estar sobreentrenado implica que cuando fuerzas algo lo quiebra y nunca va a ser igual reparado”.

“Por la experiencia que tengo se de muchos muchachitos que en béisbol menor han sido regular y hoy en día son Grandes Ligas, pero también he visto a otros niños que les ha ido muy bien y son catalogados como fenómenos, pero no han llegado a ningún lado porque su físico no le dio más o porque lamentablemente esta frustrado por no lograr las metas que le impuso un círculo social o familiar, quienes lo visualizaron como una salida económica”, puntualizó Noguera.

Lisbeth Brazón

brazonlisbeth@gmail

@lisbethbrazon

@800noticias

Síguenos por @800noticias