Un día en el Mar Muerto, el lugar más bajo del planeta | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

ABC

El mar Muerto pasa por ser uno de los mares más conocidos del mundo, que no solo permite a los visitantes poder flotar en sus aguas, sino que ofrece una gran cantidad de actividades para hacer y lugares para visitar. Con una visita corta de 24 horas, el viajero puede sacar máximo rendimiento de su visita a uno de los puntos más extraordinarios de Israel.

La gran peculiaridad de este mar es su gran cantidad de sal acumulada, 340 gramos por litro, hasta 10 veces más que cualquier océano en el mundo–, lo que permite que cualquier cuerpo pueda flotar y otorgar además unas propiedades terapéuticas realmente efectivas a sus aguas.

La combinación de magnesio, sodio, potasio y bromo, unido al lodo negro consigue mejorar la circulación, las molestias de la artritis, cura alergias y revitaliza la piel

Entre uno de los muchos nombres que recibe el mar, está el de «balneario terapéutico más bajo del mundo», ya que se encuentra a 428 metros por debajo del nivel del mar y lo sitúa como el enclave más bajo del planeta. Los beneficios de estas aguas son casi milagrosos, y desde los tiempos de Cleopatra o el rey Herodes se usan como tal. La combinación de magnesio, sodio, potasio y bromo, unido al lodo negro que recorre la costa, consigue una mejora de la circulación, de las molestias de la artritis, cura alergias y revitaliza la piel.

Los rayos de sol en este punto también son beneficiosos, pues la capa de vapor que emerge de la superficie del mar por su continua evaporación hace de filtro natural frente a los rayos UB-B, que no penetran directamente en la piel y hacen que no exista riesgo de quemaduras.

Síguenos por @800noticias