Diputados de Amazonas pidieron desincorporarse de la Asamblea Nacional | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

EFE

Tres de los cuatro diputados venezolanos, cuya investidura fue impugnada ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), pidieron este martes “desincorporarse” por segunda vez de la Asamblea Nacional (AN), controlada por una mayoría opositora de la cual forman parte.

Mediante una comunicación leída por el secretario de la Cámara, el opositor Roberto Marrero, los diputados del estado Amazonas (sureste), notificaron a la junta directiva del Legislativo su intención de abandonar sus escaños.

“Nos dirigimos a usted con la finalidad de manifestar nuestra voluntad de desincorporación del cargo a diputado de esta Asamblea en representación de los electores del estado Amazonas los dos primeros, y de la representación indígena sur el último”, leyó Marrero.

Tras ello, el presidente del Parlamento, el opositor Henry Ramos Allup, explicó que por tratarse de una participación “la junta directiva expresa que se da por notificada de la manifestación de los ciudadanos diputados”.

Los diputados Julio Haron Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana, miembros de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), obtuvieron tres de las cuatro plazas en disputa en el estado Amazonas en las elecciones legislativas del 6 de diciembre.

Sin embargo, su investidura y la del diputado chavista Miguel Tadeo -también electo por el estado Amazonas- fue impugnada ante el Supremo a finales de diciembre del año pasado por unas supuestas irregularidades registradas en esa entidad durante las votaciones en las que la oposición obtuvo 112 escaños contra 55 del oficialismo.

Con todo, los tres opositores acudieron a la Cámara y fueron juramentados por la mayoría opositora que se instaló en enero pasado, lo que provocó que el Supremo declarara en desacato al Legislativo y, por tanto, la nulidad de todos sus actos hasta tanto fueran retirados los impugnados.

Una semana después, Guzamana, Guarulla y Haron pidieron ser desincorporados de la Asamblea y esperar que el Supremo resolviera sobre el caso que, siete meses más tarde, siguió sin solución y provocó que los tres opositores fueran incorporados nuevamente al Legislativo y este declarado en desacato por segunda vez.

Esta segunda salida se produce en medio del proceso de diálogo político que transcurre en el país caribeño entre la MUD y el Gobierno de Nicolás Maduro que, en los primeros acuerdos, estableció la necesidad de resolver el estatus del Legislativo y las diputaciones de Amazonas.

Para la oposición, la impugnación de estos parlamentarios responde a una estrategia chavista para despojar a sus adversarios de la mayoría calificada en la Cámara. Sin embargo, la investidura hecha bajo supuesto desacato al TSJ ha permitido al oficialismo desconocer las decisiones de la AN.

Síguenos por @800noticias