Tu salud dental puede afectar directamente a tu corazón | 800Noticias
800Noticias
Salud

vivirmasymejor.com

¿Sabías que la periodontitis es un factor de riesgo cardiovascular? ¿Y que el uso continuado de determinadas medicaciones para combatir problemas crónicos de corazón pueden tener consecuencias en tu salud bucodental? Éstas son sólo algunas de las conclusiones a las que han llegado ambas sociedades, que insisten en la necesidad de la cooperación multidisciplinar como forma de abordar la enfermedad desde una perspectiva transversal. Bajo esta premisa, el cardiólogo Juan José Gómez Doblas y el periodoncista Blas Noguerol nos desgranan la relación existente entre las ramas de las que son especialistas.

¿Cuáles son los posibles vínculos que pueden establecerse entre ambas enfermedades?

Gómez Doblas.- La enfermedad periodontal y la enfermedad cardiovascular comparten factores de riesgo tan importantes como la diabetes o el tabaco. Sólo por esta razón existe una asociación entre ambas patologías. Pero sin duda existe una relación más intensa. Esto se ha demostrado por diferentes caminos: primero por una asociación epidemiológica entre ambas patologías, ya que en los pacientes con enfermedad periodontal es frecuente encontrar enfermedad cardiovascular y viceversa; segundo, por reconocerse mecanismos que explican cómo una enfermedad afecta a la otra , lo que llamamos plausibilidad biológica (por ejemplo, el mantenimiento de una inflamación crónica a nivel bucal produce un efecto potenciador de mecanismos inflamatorios en otros órganos como ocurre en nuestras arterias); y en tercer lugar porque las intervenciones sobre enfermedades periodontales parecen reducir el riesgo cardiovascular de los pacientes.

Por lo tanto, una persona con enfermedad de las encías es más propensa a padecer una enfermedad cardiovascular. ¿Ocurre lo mismo a la inversa?

Blas Noguerol.- En esta cuestión la dirección es en un solo sentido. Existen pruebas de que la periodontitis incrementa el riesgo cardiovascular pero no en sentido contrario. Es diferente a la relación que se establece entre la periodontitis y la diabetes; en este caso sí existe una relación de bidireccionalidad. Ahora bien, sí que es verdad que determinados fármacos destinados a paliar enfermedades crónicas relacionadas con el corazón pueden repercutir en el manejo de los pacientes en la consulta odontológica.

Ante las evidencias extraídas tras vuestro estudio, ¿cuál creéis que debería ser el papel del cardiólogo y del periodoncista a partir de ahora?

G.D.-En primer lugar, como cardiólogo debemos explicar a nuestros pacientes que la periodontitis es un factor de riesgo a la hora de padecer una enfermedad cardiovascular, además de tratarla y evaluarla como tal. En segundo lugar, identificar el estado de la salud bucodental de los pacientes con patología cardiovascular, a través de encuestas autoplicadas por el paciente ya validadas, y en el caso de identificar enfermedad periodontal derivar al odontólogo para su adecuado tratamiento.

B.N.- Por su parte, el dentista deberá en el futuro concienciarse de la necesidad de identificar en la clínica a pacientes con riesgo cardiovascular, no detectado previamente. Así estaremos cumpliendo una elevada función social, que trasciende a la mera atención odontológica. Además, podemos ayudar a entrenar al personal d rehabilitación cardíaca para dar consejos de prevención periodontal. Y también, al igual que damos consejos sobre higiene bucal y contra el hábito de fumar, debemos empezar a incorporar a nuestra práctica aquellos relacionados con salud y estilo de vida, que de forma conjunta influirán beneficiosamente en las periodontitis y en el riesgo cardiovascular.

Síguenos por @800noticias