Tres nuevas muertes y toque de queda tras un mes protestas Cachemira de india | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Tres personas murieron y decenas más resultaron heridas en las últimas horas en enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes en la Cachemira india, donde varias zonas permanecen bajo toque de queda al cumplirse este sábado un mes del inicio de su peor oleada de violencia en seis años.

Una fuente policial que pidió el anonimato explicó a Efe que se ha impuesto el toque de queda en zonas del centro de Srinagar, la capital regional, y del distrito de Baramulla, mientras que en “el resto del Valle” prevalecen otras “restricciones” a la libertad de reunión bajo la sección 144 del Código de Procedimiento Penal indio.

Las redes telefónicas y de internet permanecen además cortadas a pesar de que la situación está este sábado “bajo control”, de acuerdo con la fuente, quien confirmó que varias personas resultaron heridas tras intensificarse ayer los disturbios, sin ofrecer un balance concreto.

De acuerdo con el diario local Greater Kashmir, dos civiles perecieron ayer en el distrito de Budgam y otro en Baramulla en un estallido de violencia que causó además cerca de 400 heridos en diferentes partes de la región.

La alianza separatista Hurriyat, convocante de las protestas, había organizado una marcha al santuario Hazratbal de Srinagar y un tributo a los ya 56 fallecidos en los disturbios del último mes, pero los eventos fueron frustrados por las autoridades.

Desde que el 8 de julio murió tiroteado por las tropas indias el insurgente del grupo separatista Hizb-ul-Mujahideen (HM) Burhan Wani, acción desencadenante de las protestas, la violencia tendió a intensificarse tras los rezos musulmanes de los viernes, en línea con la dinámica habitual en la conflictiva Cachemira.

A primera hora de esta mañana, los distritos de Shopian y Anantnag, donde hace un mes fue tiroteado Wani, registraron nuevos choques que acabaron con al menos una veintena de heridos, según una fuente policial citada por la agencia india PTI.

Este es el peor brote de violencia en la militarizada región desde que en 2010 una oleada de protestas causó un centenar de muertos.

Cachemira es la única región india con mayoría musulmana y ha sido objeto de litigio entre India y Pakistán, que reclama su soberanía desde la partición del subcontinente en 1947 tras su independencia del Imperio británico.

Las dos naciones han librado dos guerras y varios conflictos menores por este territorio, separado por una frontera de facto que divide la Cachemira india y la paquistaní, y una de las más militarizadas del mundo. EFE

Síguenos por @800noticias