Tras alud en Brasil, miedo a ruptura de otro dique fuerza más evacuaciones | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP.- El temor a la ruptura de un tercer dique tras un enorme deslave en el sureste de Brasil obligó el miércoles a evacuar habitantes poco después de que los presidentes de las gigantes mineras BHP Billiton y Vale inspeccionaran la devastación.

El dique de la minera brasileña Samarco -propiedad a partes iguales de la anglo-australiana BHP Billiton y la brasileña Vale- está siendo reparado por bomberos y por razones de seguridad habitantes del área fueron evacuados, informó la minera brasileña y el gobierno de Minas Gerais.

La ruptura de dos represas de la minera brasileña Samarco que contenían millones de metros cúbicos de lodo y desechos mineros provocó el jueves pasado una gigante avalancha que arrasó un pequeño poblado, con saldo de ocho muertos, una veintena de desaparecidos y 631 personas sin hogar, según el último balance de los bomberos.

Andrew Mackenzie, presidente de BHP, Murilo Ferreira, de Vale, y Ricardo Vescovi, de Samarco, visitaron los dos diques que cedieron y también el de Germano que está en obras, todos construidos para albergar residuos de la extracción de mineral de hierro.

También se reunieron con autoridades locales y equipos de emergencia de su joint-venture en momentos en que crece la presión para que las dueñas de Samarco asuman su responsabilidad en lo que es considerado como uno de las mayores tragedias mineras de Brasil.

APOYO A SAMARCO

“Nuestra prioridad en este momento es entender la amplitud de las consecuencias de la ruptura de los diques y cómo podemos ofrecer apoyo adicional”, dijeron Mackenzie y Ferreira en un comunicado conjunto tras su visita a la zona devastada.

Ambos se comprometieron a ayudar a Samarco a crear un fondo de emergencia para trabajos de reconstrucción y para ayudar a las familias y a las comunidades afectadas, que será implementado “lo más brevemente posible”. Su valor no fue definido aún.

Mackenzie y Ferreira destacaron que expertos en salud, seguridad, medio ambiente y geotecnia de las dos empresas están asistiendo a Samarco.

Prometieron trasladar a los desalojados de hoteles a casas o apartamentos, como pide la fiscalía de Minas Gerais, y asistir en la reconstrucción del pueblo en el mismo lugar o en otro a definir.

Ferreira, no obstante, precisó que “Samarco no es parte de Vale” sino “una empresa independiente, que tiene una gobernanza propia”.

Las actividades de Samarco en Minas Gerais han sido suspendidas y la empresa -décima exportadora de Brasil- ha colocado en licencia paga al 85% de sus empleados en ese estado y en el vecino Espirito Santo.

Solo en la unidad industrial de Germano afectada por la tragedia Samarco emplea a más de 1.500 personas.

“MÁS SEGURIDAD”

Vescovi, que participó en una conferencia de prensa junto a Mackenzie y Ferreira, informó que fue necesario hacer reparaciones en una de las paredes del tercer dique, el único que quedó en pie en la unidad industrial de Germano, cerca de la ciudad de Mariana (sureste de Brasil).

Tras enterrar bajo un lodo ocre al poblado de Bento Rodrigues, la masa fangosa con residuos de mineral de hierro continuó su camino 450 km hasta el estado de Espirito Santo y avanza hacia el mar a través de la cuenca del río Doce, inundando comunidades a su paso, destruyendo cultivos y matando peces, tortugas y otros animales.

El abastecimiento de agua en varias ciudades y pueblos de Minas Gerais y Espirito Santo ha sido suspendido y los expertos consideran que los daños ambientales de la tragedia son enormes.

La ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixeira, que según la presidencia viajará este jueves al lugar del desastre, informó que el gobierno analiza multar a las empresas.

“Si corresponde la aplicación de una multa (…) la aplicaremos y seremos rígidos. Va a haber un castigo”, vaticinó la ministra en declaraciones a la prensa local. También llamó a estudiar un endurecimiento de la legislación y la fiscalización para prevenir nuevos accidentes.

Teixeira y la presidenta Dilma Rousseff han sido criticadas por no haber visitado aún el lugar de la tragedia.

El desastre derribó el precio de las acciones de BHP y Vale en bolsa. La agencia de calificación Moody’s retiró a Samarco el grado de inversión y Fitch la colocó en observación para una rebaja.

Ambas expresaron su inquietud sobre una menor producción de mineral de hierro, así como con procesos por daños civiles y ambientales y enormes multas.

Ferreira y Mackenzie dijeron que es muy temprano para estimar cuánto costará a las empresas este accidente. Analistas del Deutsche Bank estiman que el coste de la limpieza podría superar los 1.000 millones de dólares.

Síguenos por @800noticias