TRAGEDIA| Muere niña de 6 años al reventarse un castillo inflable en España | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencias

Una niña de 6 años murió y seis niños de entre 3 y 11 años han resultado heridos, dos de ellos de gravedad, tras salir disparado el castillo inflable de plástico en el que jugaban en el jardín del restaurante Mas Oller, en Caldes de Malavella Girona, en España. Al principio se conoció que eran tres los menores heridos de gravedad -una niña de 6 años, que ha fallecido el domingo en la noche, y dos niños de 6 y 9– y que fueron trasladados de urgencia en helicópteros medicalizados a los hospitales Parc Taulí, de Sabadell, el Hospital Doctor Trueta de Girona y al de la Vall d’Hebron de Barcelona donde están siendo tratados de diversos traumatismos tras haberse golpeado contra el suelo en su caída desde la atracción.

Fuentes de Protección Civil y del restaurante explicaron que hacia las 15.45, por causas que todavía se investigan, el castillo instalado en el jardín salió disparado desde su posición, ante unas carpas exteriores, en dirección al edificio principal. Según explicó el delegado de la Generalitat en Girona, Albert Ballesta, el castillo llegó a desplazarse más de 40 metros. Eso provocó que los niños que jugaban sobre él en ese momento salieran disparados a una distancia que el alcalde de Caldes, Salvador Balliu, cifró de entre 10 y 20 metros. Todos los niños se golpearon contra el suelo como consecuencia de un suceso cuya virulencia quedó ilustrada en el aterrizaje de parte de la estructura del castillo sobre el tejado del restaurante, a decenas de metros de su emplazamiento original.

Los Mossos d’Esquadra investigan todavía las razones del colapso de la atracción. Las principales hipótesis que se barajan apuntan a un fuerte cambio de viento que, sumado a un posible anclaje endeble del castillo hinchable al suelo, podría haber permitido que la atracción saliera volando sin control. Los Mossos d’Esquadra indagan también la posibilidad de el castillo explotara tras romperse una de las válvulas por las que se inyecta aire a través de un compresor a este tipo de construcciones infantiles. El alcalde de la localidad aseguró en declaraciones a los medios que algunos clientes del restaurante escucharon un estruendo antes de que los niños salieran disparados.

El restaurante de Caldes de Malavella no tenía permisos para manipularlo, según ha explicado el alcalde de la localidad, Salvador Balliu.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, el alcalde ha explicado que para utilizar este tipo de inflables hace falta el certificado de un ingeniero que concede el Ayuntamiento, y no consta que dispusieran de ese permiso municipal.

La víctima, de seis años de edad, fue gravemente herida en la explosión cuando jugaba con otros niños, y falleció horas después tras ser ingresada en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

Los dos niños heridos graves por el accidente se encuentran estables en la UCI pediátrica de los hospitales Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) y Josep Trueta de Girona.

Síguenos por @800noticias