Torrealba pide ayuda a los organismos internacionales ante impugnaciones del 6-D | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Redacción.- Como plan de acción para alertar sobre las impugnaciones que admitió el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) este martes contra 8 diputados proclamados de la oposición, el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús ‘Chúo’ Torrealaba envió una carta pública dirigida al embajador de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, con copia al  secretario general de la Unasur, Ernesto Samper y el presidente pro tempore, Horacio Cartes , a Ban Ki-Moon secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y Federica Mogherini alta representante de la Unión Europea (UE)  en la que advierten que el oficialismo pretende dar un “golpe de estado judicial a la voluntad  de casi 8 millones de venezolanos que votaron por el cambio el pasado 6 de diciembre”.

El dirigente solicita a Samper y Almagro activar los mecanismo de ayuda que estén a su alcance para evitar un conflicto en el país. Torrealba recordó que el mismo oficialismo firmó un compromiso de reconocer los resultados. “Ellos mismos (gobierno) reiteradamente llamaron a respetar. y ahora están incumpliendo lapsos, violentando instancias, poniendo a decidir a magistrados que son al mismo tiempo juez y parte, el oficialismo pretende impugnar un grupo de diputados, alterando así la composición que el Soberano decidió que tuviera el nuevo Parlamento con la maoria calificada de 112 diputados que obtuvo la Unidad”, reza parte de la misiva difundida a través de la red social Twitter este miércoles.

El portavoz de la oposición prevé que ante esta situación el cambio pacifico en Venezuela este peligro.

A CONTINUACIÓN LA CARTA COMPLETA: 

Señor

@ernestosamperp
Secretario General de UNASUR
Su Despacho.

Faltando apenas horas para que termine el año 2015 me dirijo a Ud. con extrema urgencia, en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática. Como es de su conocimiento, el pasado 6 de diciembre el pueblo venezolano vivió una memorable jornada. Pasando por encima de muchísimas dificultades, en medio de un proceso electoral plagado de ventajismo, violencia y otras irregularidades, teniendo a dirigentes opositores presos y a candidatos opositores inhabilitados, sin embargo los venezolanos supimos abrirnos paso entre los obstáculos y manifestar, en paz, nuestra decisión de cambio democrático.

Fueron casi ocho millones de venezolanos los que votaron por el cambio, con una amplia ventaja de dos millones de sufragios sobre la opción oficialista. Triunfo inobjetable porque se logró con las volubles reglas que el oficialismo impuso, regido por un “árbitro” claramente obsecuente con el oficialismo, en un proceso “acompañado” sólo por los observadores que el oficialismo permitió… A pesar de todo eso, se impuso la voluntad de cambio del pueblo venezolano, otorgando a la Mesa de la Unidad Democrática una mayoría calificada de dos tercios de los escaños en el nuevo parlamento, abriéndose así un camino PACÍFICO para la resolución de la crisis política, económica y social que hoy atraviesa nuestro país.

Ese camino pacífico hoy esta en peligro. Desafiando la voluntad del pueblo expresada en las urnas, y utilizando un poder judicial colonizado por el partido de gobierno, el oficialismo hoy pretende desconocer los resultados electorales que ellos mismos reiteradamente llamaron a respetar. Incumpliendo lapsos, violentando instancias, poniendo a decidir a magistrados que son al mismo tiempo juez y parte, el oficialismo pretende impugnar un grupo de diputados, alterando así la composición que El Soberano decidió que tuviera el nuevo Parlamento.

El país, la región y el mundo están ante un intento de GOLPE DE ESTADO JUDICIAL contra la decisión del pueblo venezolano expresada en las mesas de votación. Todo esto ocurre en el marco de una profunda crisis económica que a su vez ha generado un extenso e intenso malestar social, por lo que la irresponsable conducta del oficialismo coloca al país entero al filo del desastre, el cual tendría graves consecuencias para toda la región. Por todo ello recurrimos a Ud. para que desde su alta posición active los mecanismos que a su alcance estén para lograr que la democrática y pacífica voluntad de cambio del pueblo venezolano sea respetada.

El año que esta por empezar puede ser en Venezuela un tiempo de convivencia, de pacífica resolución de conflictos y de inicio de un proceso de recuperación económica y reinstitucionalización democrática. Que 2016 sea efectivamente en Venezuela un “Feliz Año” depende de que los demócratas venezolanos y los amigos de la democracia en la región y en el mundo no permitamos que el camino de la paz sea bloqueado, y exijamos que la voz del pueblo en las urnas electorales sea respetada.

Atentamente, quedo de Ud.,

JESÚS TORREALBA
Secretario Ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática

Caracas, 30 de diciembre de 2015

Síguenos por @800noticias