TOME NOTA| Siete problemas de salud que no presentan síntomas | 800Noticias
800Noticias
Salud

Con información de Cuidateplus.com

La prensión arterial alta, el glaucoma, la intolerancia a la lactosa, la diabetes, la apnea del sueño, la osteoporosis y el cáncer de pulmón son enfermedades muy frecuentes que pueden no presentar síntomas notables o preocupantes, pero que pueden tener consecuencias serias si no se diagnostican a tiempo.

Hipertensión

La hipertensión es un problema grave que si no se trata, aumenta las posibilidades de sufrir un infarto cerebral o ictus o sufrir trombosis. Se da cuando la tensión supera la barrera de los 140/90 mmHG, en la que se encuentra el límite. En las embarazadas (en las que la hipertensión se conoce como preclamsia), las personas mayores, enfermos renales y con antecedentes de infarto deben vigilar el aumento de la tensión arterial. La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) también recomienda medir la tensión entre los 18 y 39 años, cada cinco, y cada dos a partir de los 40.

Glaucoma

Las revisiones oculares son la única arma eficaz contra el glaucoma. Esta enfermedad se produce por el aumento progresivo de la presión intraocular que atrofia el nervio óptico y, como consecuencia, el paciente va perdiendo campo visual. “El glaucoma es una enfermedad crónica, típica del envejecimiento, que cursa lenta pero progresivamente y no se cura”, explica el doctor Manuel Sánchez Salorio, catedrático de Oftalmología de la Universidad de Santiago. “Aunque en las primeras fases la enfermedad no duele ni produce inflamación, la patología está enmascarada y produce un deterioro progresivo e irreversible en la vista del paciente”. El diagnóstico precoz de esta enfermedad asintomática es clave para prevenir la ceguera que encuentra en el glaucoma su segunda causa de aparición. Aunque el riesgo de sufrirlo aumenta a partir de los 60 años, la Glaucoma Research Foundation recomienda realizarse revisiones periódicamente en todas las etapas de la vida.

Osteoporosis

“La osteoporosis es típicamente una enfermedad asintomática hasta la aparición de fracturas por fragilidad ósea”, explica Carlos de Bonrostro, especialista en ginecología en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza. El experto aclara que es habitual pensar que los dolores osteomusculares son debidos a una osteoporosis, pero esta enfermedad no se caracteriza por la aparición de dolor, sino que se define por una pérdida en la densidad mineral ósea y la calidad arquitectural del hueso. Esta enfermedad es frecuente en personas con antecedentes familiares, mujeres (sobre todo a partir de la menopausia) y personas mayores pero, la Asociación Española Contra la Osteoporosis (AECO) advierte que una dieta pobre en calcio y abusar de ciertos medicamentos (cortisona, antiepilépticos u hormonas tiroideas) y el exceso de alcohol, tabaco y café también pueden favorecer su aparición. En el caso de sospecha por pertenecer a uno de los grupos de riesgo, lo más conveniente es acudir al médico, para que él valore la situación.

Intolerancia a la lactosa

Aunque la intolerancia a la lactosa es una enfermedad que sí suele presentar síntomas, también puede no hacerlo o ser poco evidentes. Francesc Casellas Jordá, especialista que ha coordinado la publicación ‘Puesta al día en común en la intolerancia a la lactosa’ de la Fundación Española del Aparato Digestivo (Fead), explica que los síntomas de esta enfermedad son migratorios, lo que complica su diagnóstico. “Pueden manifestarse como la diarrea o hinchazón abdominal pero dependen de muchos factores, al igual que la aparición de la enfermedad”. Los especialistas advierten del peligro de autodiagnosticarse y recomiendan hacerse las pruebas pertinentes. Tampoco hay que decidir excluir la leche cuando pensemos que no la digerimos bien, porque la lactosa se encuentra en muchos otros alimentos. “Pese a que no todos los especialistas le dan importancia, la intolerancia a la lactosa es un grave problema que repercute directamente en la calidad de vida de los pacientes”, advierten desde Fead.

Apnea del sueño

Los ronquidos son muy incómodos para la persona que comparte cuarto con quien los genera, pero para el afectado no tienen ninguna importancia porque ni siquiera sabe que emite ruidos al dormir. Sin embargo también pueden ser síntoma de un problema mayor: las apneas del sueño, un colapso de las vías respiratorias que las obstruye durante unos segundos y se reanuda con un soplido o ronquido. Las apneas pueden producirse hasta 30 veces durante una hora de sueño e incluso despertar al paciente con sensación de ahogo. Alex Ferré, especialista en trastornos del sueño, explica que si los ronquidos vienen acompañados apneas, las consecuencias son mucho más graves e incluso mortales: “Numerosos estudios han demostrado que a largo plazo, aumentan la tensión arterial y el riesgo de sufrir un infarto cerebral y de miocardio e incluso pueden promover el cáncer”. El experto recomienda diagnosticarlas lo antes posible, ya que soluciones como la cirugía o el Cpap (Presión Positiva de Aire, por sus siglas en inglés), podrían acabar con el ruido pero no con la enfermedad.

Diabetes

La prevalencia de la diabetes en España es del 13 por ciento y pese a que la cifra es alta, aproximadamente la mitad de este porcentaje no sabe que tiene la enfermedad. Según el estudio de Di@bet.es la sobre la Prevalencia de la Diabetes en España, el 4 por ciento de la población española tiene diabetes tipo II sin saberlo, ya que los síntomas pueden ser imperceptibles. El sobrepeso y la obesidad, el sedentarismo, tener antecedentes familiares con diabetes, así como otras alteraciones metabólicas como el colesterol alto o hipertensión, favorecen su aparición. Si tenemos un cuadro que reúna uno o varios de estos factores de riesgo, debemos acudir a una consulta. Evitarla es más o menos posible llevando una dieta equilibrada y haciendo ejercicio.

Cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es el tercero con mayor índice de prevalencia en España y con mayor porcentaje de mortalidad. Se diagnostican 28.000 nuevos casos al año y, las últimas cifras de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) indican que ha provocado 21.220 muertes en España en el último año contabilizado, y es la primera causa de muerte en los hombres. Sin embargo, el cáncer de pulmón puede no dar señales hasta que empieza la tos o se realiza una radiografía de los pulmones. El tabaquismo es el factor de riesgo más importante: produce el 33 por ciento de los tumores, incluso en ex fumadores. Evitar la nicotina puede significar esquivar este tipo de cáncer.

Síguenos por @800noticias