Toledo: Maduro y El Aissami convirtieron a Venezuela en un gobierno de narcos y corruptos | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

NDP

“Desde el 2014 alertamos que estábamos en manos de un gobierno de narcotraficantes y corruptos, el tiempo nos dio la razón. La familia presidencial está vinculada al narcotráfico y el vicepresidente, Tareck El Aissami, recientemente fue incluido por el Departamento del Tesoro estadounidense en la Lista de Narcotraficantes Especialmente Designados”, así reaccionó el diputado zuliano Lester Toledo al conocer los detalles de la sanción internacional a la que fue sometido el alto funcionario venezolano.

“¿Quiénes son los verdaderos terroristas y narcotraficantes?”, se preguntó el dirigente nacional de Voluntad Popular, al tiempo que recordó que hace cinco meses un tribunal en Venezuela lo acusó de Financiamiento al Terrorismo y lo sometió a una férrea persecución que lo mantiene fuera del país.

Destacó como irónico que tras una amplia y seria investigación, “el terrorista y financista de grupos radicales, como el Hesbolá, y narcos, sea precisamente el mano derecha del presidente de la República Bolivariana de Venezuela”.

“El mes pasado advertimos al Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos, que con la designación de El Aissami se radicalizaría la dictadura en nuestro país y que irremediablemente nos enrumbábamos hacia un narco gobierno plagado de corrupción”.

El diputado Lester Toledo, quien cumple una agenda internacional para denunciar la violación de Derechos Humanos en Venezuela y abogar por la libertad de los presos políticos, calificó la medida aplicada al alto funcionario de gobierno como un acto de justicia.

“Tarde o temprano la justicia les caerá a todos los violadores de Derechos Humanos, narcotraficantes y corruptos. Hoy, (El Aissami), tienes divisas, droga, pasaportes y socios narcotraficantes y terroristas, pero a diferencia nuestra, no puedes viajar libremente”.

De igual manera refirió que a los líderes de oposición, el gobierno venezolano los acusa, sin pruebas, de financiar el terrorismo; cuando en realidad esos financistas están dentro del régimen.

 “La mitad de los bienes confiscados a El Aissami representan toneladas de comida que nuestro pueblo ha dejado de comer, toneladas de medicina que se han dejado de llevar a Venezuela, se han enriquecido desmedidamente sin importarles la vida de venezolanos. Esto definitivamente es el inicio del fin de la dictadura de Maduro”.

Para finalizar, Toledo pidió a la Asamblea Nacional, como único poder autónomo en el país, que abra una investigación de manera inmediata sobre el caso.

Síguenos por @800noticias