Toby Price de romperse una pierna a ganar su segundo Dakar | 800Noticias
800Noticias
Deportes Motores

EFE

El australiano Toby Price se proclamó este jueves campeón del Dakar en motos por segunda vez en su carrera, un éxito que demuestra su fortaleza y entereza al triunfar nuevamente en el rally más duro del mundo con una muñeca maltrecha y tras haberse roto una pierna en esta misma competición hace dos años.

Price, de 31 años, apenas podía mantenerse de pie cada vez que se bajaba de la moto en las últimas etapas de este Dakar disputado de principio a fin sobre el desierto de Perú.

Rodeado de sus mecánicos, tenía que pedir ayuda para que le sacasen el guante de su mano derecha, que tapaba una muñeca hinchada, todavía no recuperada de la lesión que se produjo a apenas un mes para la salida del Dakar y que le obligó a pasar por el quirófano.

El australiano demostró en esta carrera tener una tolerancia al dolor fuera de lo común, manteniendo la cabeza fría en los momentos clave para asestar el golpe en el momento preciso y hacerse con su segundo Dakar, lo que le sitúa como el motociclista del Dakar en activo con más títulos.

También puede leer: El catarí Nasser Al-Attiyah conquistó su tercer Dakar

Con su segundo Dakar, este piloto con apariencia de surfero rompe el empate que tenía con sus compañeros de equipo, el británico Sam Sunderland (2017) y el austríaco Matthias Walkner (2018), con uno cada uno.

Price nunca se ha bajado del podio del Dakar siempre que ha terminado el rally desde que comenzó a participar en 2015, cuando sorprendió con un meritorio tercer puesto nada menos que por detrás del español Marc Coma (KTM) y del portugués Paulo Gonçalves (Honda).

El australiano fue de menos a más para trabajarse su segunda victoria en el Dakar hasta llegar en las instancias finales en un mano a mano con Pablo Quintanilla, quien en la última etapa tuvo una caída cuando intentaba arrebatar la victoria al australiano.

Este fue también el noveno Dakar que termina de manera consecutiva la española Laia Sanz (KTM), que llegaba esta vez sin apenas entrenamiento, pero que aún así logró su segundo resultado un undécimo puesto, muy cerca del noveno que hizo e 2015.

Los únicos campeones latinoamericanos en este Dakar fueron el chileno Francisco ‘Chaleco’ López en los coches ligeros UTV (vehículos utilitarios todoterreno), y el argentino Nicolás Cavigliasso en quads.

‘Chaleco’ López, que reaparecía en el Dakar tras cinco años de ausencia, debutaba en esta categoría emergente en el rally donde superó el brasileño Reinaldo Varela, vigente campeón, y al también debutante español Gerard Farrés, que terminó segundo.

El podio de quads fue copado por pilotos argentinos, con Nicolás Cavigliasso como campeón, emulando a sus compatriotas los hermanos Alejandro y Marcos Patronelli; y Jeremías González Ferioli y Gustavo Gallego en segundo y tercer lugar, respectivamente.

Los camiones volvieron a ser casi una competición interna de la marca rusa Kamaz donde nuevamente volvió a ser campeón Eduardo Nikolaev, que ya suma cuatro victorias en el Dakar, la tercera consecutiva.

clasificacion general, motos, dakar

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias