Tesla revolucionó el auto eléctrico | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Fuente: eldia.com

Elon Musk se ha convertido en el referente más innovador de la industria automotriz actual. El propietario de Tesla no sólo asombra con sus modelos y proyectos, sino que cada vez incursiona en nuevos campos siempre con un toque de audacia e imaginación.

Sin embargo, algunas de estas jugadas se han convertido en un verdadero problema, sobre todo luego de que al menos uno de sus vehículo tuviera un accidente en que murió un conductor en Florida cuando un Tesla S circulaba con piloto automático y chocó contra un camión. Un incidente similar habría ocurrido en China, aunque en este caso, no se pudo verificar si el auto circulaba con el piloto automático o era conducido en forma tradicional.

MEJORAS

Pero este accidente hizo que Tesla anunciara mejoras en el sistema de radar y de otras características en una actualización inalámbrica de software, en el sistema denominado Autopilot, que según Musk habría evitado el accidente fatal de Florida. La actualización hace al sedán Model S y a la camioneta deportiva Model X más dependientes del radar que de las cámaras cuando avanzan en el modo piloto automático de conducción semiautónoma de Tesla. Musk dice que la actualización también les permitirá a los usuarios fijar un sistema de control de temperatura máxima para ayudar a proteger a niños y mascotas si son dejados en el vehículo.

Pero el trágico choque no es el único problema que enfrenta Musk en el último tiempo. La anunciada compra del fabricante de paneles solares SolarCity por 2.600 millones de dólares quedó en la nebulosa, porque algunos de los titulares de acciones minoritarios de Tesla pusieron en tela de juicio la conveniencia de la fusión. Según se explicó, la adquisición creará un único lugar donde se podrá comprar energía limpia. Con una sola llamada, los clientes podrían tener sus paneles solares instalados y conectados a la unidad Powerwall de Tesla, la cual almacena la energía para usarla más tarde. Los usuarios podrían también adquirir el sistema para enchufar los vehículos Tesla.

Así la firma estadounidense intenta dar un nuevo paso en su ambicioso plan de expansión que requiere una cantidad cada vez mayor de dinero, precisamente en el terreno financiero parece tener las principales dificultades para Musk, en especial porque los números de la compañía volvieron a dar en el primer semestre un preocupante rojo de poco menos de 600 millones de dólares.

La estrategia de Musk es aumentar la capacidad de producción para atender la demanda del nuevo Model 3, que empezará a circular a finales de 2017. Por eso, la atención de los analistas se centró en el ritmo con el que entrega a sus clientes la berlina de lujo Model S y el todoterreno Model X. Las entregas en el segundo trimestre se quedaron en 14.402 unidades, que se suman a las 14.820 del primero.

LA GRAN APUESTA

Pero Musk está acostumbrado a los grandes desafíos y la última de sus jugadas es el Model 3 que revolucionó y puso en jaque a toda la industria automotriz. Ya durante la primer semana desde su lanzamiento del Model 3, Tesla recibió 325.000 reservas. Para ponernos en perspectiva, del Nissan Leaf, que es el eléctrico con mejores cifras, se han vendido 201.000 unidades en cinco años. Más aún, en 2015, se vendieron en el mundo aproximadamente 245.000 coches eléctricos.

¿Qué hizo que la gente pague 1.000 dólares por tener simplemente su nombre en la lista de espera de Tesla?. Lo primero es el increíble rango de acción que Tesla promete para el Model 3 ya que contará con 346 kilómetros autonomía, esto son 100 km que el Nissan Leaf y desbancará al nuevo Chevrolet Volt, que promete 321 kilómetros.

Musk es consciente del Talón de Aquiles de los eléctricos, y por ello ha instalado 3.608 supercargadores por el mundo que cargan el 80% de la batería en 30 minutos. Para 2017 quieren instalar otros 7.200, además de 15.000 cargadores normales en hoteles y centros comerciales.

Otro de los puntos fuertes es el rendimiento. Tesla fabricó su marca para ocupar un nicho de coches exclusivos con el Model S, rápido y caro. No obstante, el Model 3 básico conseguirá unas aceleraciones inferiores a 6 segundos y las versiones más potentes pulverizarán estos tiempos. Y según afirma la compañía, el Model S con la batería de 100 kWh alcanzaría un rango de 613 kilómetros en el ciclo de homologación de la Unión Europea, es decir la distancia de La Plata a Bahía Blanca.

RECORD

Mientras tanto, los modelos de Tesla no dejan de asombrar. Es que la berlina Model S volvió a la carga con novedades que sitúan al nuevo Tesla Model S P100D como el coche eléctrico más rápido del mundo. Se podría poner esto en duda, ya que para esta afirmación se basan en el dato de aceleración que es (de eso no cabe duda) realmente impresionante. Y es que anuncia nada menos que de 0 a 100 km/h en unos 2,6 segundos. Sí, más veloz que un Porsche Turbo S (de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos)

Además, el confort del Model 3 será extraordinario. Esto se debe a varios factores. El primero es que al no tener necesidad de meter un motor en la parte delantera, han podido echar hacia delante la primera fila de asientos, dejando espacio de sobra. Para producir 500.000 coches al año se necesita producir el mismo número de baterías. Para solucionarlo Musk está construyendo una gigafactoría (ver aparte).

El Model 3 cuenta en la actualidad con 375.000 reservas y Musk señala que ya superó la fase de diseño, pero en la actualización de su plan maestro que el utilitario va con un ligero retraso. Aunque la primera versión del sedan estará lista para finales del año próximo, la producción real del vehículo eléctrico no comenzará hasta 2018. El éxito de este modelo es clave para que Tesla pueda convertirse en un gran fabricante.

Plan maestro

Elon Musk presentó la segunda parte de su “plan maestro” para Tesla y el futuro de los autos eléctricos. Esta vez habla de camiones y ómnibus eléctricos además de la posibilidad de usar los Tesla al mejor estilo de Uber: conducción compartida en automóviles eléctricos.

Síguenos por @800noticias