TENDENCIA | Descubre Maracaibo Art House donde el reciclaje se transforma en arte (+Fotos) | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

María E Morales

Arte, Cultura, Tradición y Buen Gusto, es la manera de definir un espacio creativo que cuenta con trece ambientes, se trata de Maracaibo Art House.

una casa construida en el año de 1922, ubicada en Maracaibo capital del Estado Zulia. Podríamos describirla como una joya de la arquitectura marabina testigo de la historia de la localidad. Su principal atractivo es mostrar Arte partiendo de lo reciclado, rehusado y restaurado.

Francisco Domínguez, su dueño y hacedor, la adquirió en el año 1996, siendo el dueño número 13, la casa ha sido remodelada de una manera muy personal y directa, cada sitio y cada objeto que la conforman es fruto de una circunstancia y un momento determinado y es, en cierto modo, parte de lo que Francisco quiso tener.

Una vez ya en el interior, pareciera que el tiempo se detiene, los ruidos de la ciudad son silenciados bien sea por el sonido del agua de una fuente adquirida en Miami proveniente de México y que fue tallada por los indígenas, o por una suave melodía que recorre todo el lugar, los problemas también los olvidas al encontrarte inmerso en una galería donde podrás disfrutar ver obras de arte y reliquias. La imponente voz y narrativa de su hacedor, propietario y anfitrión Francisco Domínguez, te hacen pasear por el tiempo y por el mundo mientras recorres sus espacios.

Magia y estilo

La fusión de tendencias y la conciliación de lo nuevo y lo añejo, lo clásico y lo contemporáneo, son la señal de identidad del interiorismo de Maracaibo Art House. Sus recintos o espacios tienen características tan especiales que valen la pena conocerlos por ser tan nutridos en arquitectura, estilo, arte, diseño, decoración e historia.

En la Sala un fresco pintado en óleo, del artista brasilero Roberto Goncalves, da la bienvenida a lo que será un recorrido inolvidable. Como buen “maracucho”, la “Chinita” no puede faltar, y en una puerta de tres metros de altura está pintada la patrona, aquí se detiene Domínguez, quién inspirado cuenta que es una obra del artista plástico Cristian Vizcaíno. “Esa madera no es más que una puerta de una pensión que fue desechada luego de demolerla, que data de principios de 1900 ubicada en las adyacencias de la avenida Bella Vista. No podía creer que esa puerta de una madera tan antigua terminara en un vertedero, yo la rescaté y le pedí a Vizcaíno que pintara a la ‘Chinita’ de una manera ingenua, para luego yo intervenir esta obra con piedras semi preciosas, un rosario, un candado adquirido en una feria de gitanos en el Principado de Asturias- Luarca en España, y un área donde se colocan velas, elementos de decidí agregarle para enaltecer a la patrona del Zulia”, refiere Francisco.

En la sala, como en el resto de la quinta, predomina en su ambientación el maximalismo (abundancia de elementos) y el eclecticismo (elementos de diferentes estilos, lugares y épocas), sello distintivo que Francisco Domínguez escogió, para resaltar y exhibir las diferentes obras de arte y objetos.

“Hoy en día, diría que está en boga el Maximalismo. Hay mucha gente que no le gusta ponerle nombre a estos términos pero la verdad es que uno los saca de las publicaciones especializadas que cada vez más hablan de este estilo. Venimos de un tiempo del Minimalismo y ahora se permiten más extravagancias, mucho más mezclas de estilo. Cambiaron los prints, se utiliza mucho más color, tratando siempre de meter alguna pieza retro de los años 50 en adelante, mucha mezcla de texturas y muebles antiguos con acabados audaces”, explica Domínguez, en un inciso, mientras continuamos el recorrido.

A un lado dela sala, se encuentra un pequeño salón inspirado en Buddha-Bar (París), y anexo a este encontrarás una especie de jardín interno, una piscina fuente, réplica de una localizada en un hotel en la calle 8 de la pequeña Habana en Miami – con la dualidad de servir como piscina y como fuente terapéutica por el sonido del caer del agua. Sobre esta piscina pende un columpio que fue instalado para una producción fotográfica editorial. “y llegó para quedarse, ya que ha sido testigo de muchas sesiones fotográficas, especialmente de quinceañeras”, nos cuenta su dueño.

Como en toda casa no puede faltar el comedor, pues el de Maracaibo Art House está inspirado en un restaurante de Rio de Janeiro (Brasil), llamado “Santo Escenario”, que Francisco visitó y que retrató en su memoria, para después evocarlo en su hogar. “Yo para ese momento tenía muchas imágenes religiosas así que decidí ambientar el comedor de una manera muy idéntica a como estaba ambientado el restaurante” cuenta orgulloso Francisco.

Una pasillo repleto de cuadros lleva, al interior donde se encuentran tres habitaciones, la principal denominada “El camerino” y las dos restantes llamadas “Samantha” y “Sebastián” como el nombre de sus hijos. Las Habitaciones son modernas pero están ambientadas con elementos reciclados, vintage y antigüedades. Es importante destacar que estas alcobas parecen ser sacadas de Hollywood y han sido utilizadas por figuras de la televisión, la música, el deporte, modelos, y otras personalidades en las distintas producciones que se realizan: Cine, TV, Video Clip Musicales, Sesiones Fotográficas, Documentales, Revistas, etc.

Distracción y exclusividad

Una escalera en forma de caracol, conduce a un Bar exquisito saturado de licores, inspirado en un lugar llamado “Dorrego” ubicado en el barrio de San Telmo, en Buenos Aires (Argentina). “Desde que lo visité en uno de mis viajes, dije quiero uno idéntico en mi casa, y al llegar no descansé hasta verlo replicado”, narra Francisco.

Este bar cuenta con una colección de más de 600 botellas miniaturas heredadas de su padre y como foco principal la barra posee un juego de luces led que puede tomar el tono de color que usted desee, muy idéntico al sistema de luces que poseen nuestras iglesias en sus fachadas. Contiguo al bar está una sala de pool, quizás la locación más atractiva entre los jóvenes, con un estilo vintage y muy saturada de elementos producto del reciclaje, inspirado en dos establecimientos nocturnos favoritos de Francisco: uno llamado “Rio Escenario”- en Rio Janeiro –(Brasil), y el otro  de nombre “Georgi Porgie” en New Orleans (EEUU); que evocan la década de los 80’s.

En la mesa de pool sobresale una firma, nada más y nada menos que del flautista venezolano Huáscar Barradas, quien tuvo el agrado de visitar Maracaibo Art House en dos oportunidades y realizarse una sesión de fotos, También un cuadro autografiado por la primera actriz Caridad Canelón quien participó en la película venezolana “Ambar”. Es importante resaltar que en Maracaibo Art House se rodaron varias escenas de esta película.

En la sala de pool, también podrás encontrar un disco de acetato de 45 RPM Estéreo original, de Marilyn Monrroe y un calendario que data de1955 donde la “diva” posa desnuda sobre una tela velvet color roja. Una llamativa rocola (Juke Box), adquirida de un bar clausurado de los Puertos de Altagracia (Zulia), forma parte de la ambientación, resaltando que una igual se encuentra operativa en el lobbie de un importante hotel en Japón, siendo esta el centro de atracción de turistas y clientes que visitan el hotel.

Ya retirándonos del área del pool, una puerta da paso a otra estancia: “El Museo”. área de la casa con muchos objetos antiguos en desuso y que tienen una historia que contar, entre ellos: máquinas de escribir, teléfonos, telégrafo, tocadiscos, planchas, vitrolas, etc.

Finalmente, nos conseguimos otra escalera de caracol que nos conduce a un tercer y último piso donde encontraremos un área denominada “La Capilla”, que es un ambiente propicio para ser usado como sala de juegos, tomarse un té, o simplemente platicar; en esta área sobresale un balcón, cuyo atractivo son cuatro claraboyas de bronce pertenecientes a un buque inglés.

Cuando parece que nada más te sorprenderá llegamos a la “Terraza 80”, un espacio abierto donde el viento, y el sonido de los móviles advierten que algo interesante descubrirás. Cortinas impecablemente blancas ondean al son del viento poco común en Maracaibo, este mágico lugar es adornado por un columpio que pende de las alturas, un puff gigante, unos troncos de madera pintados por el artista Vizcaíno hacen las veces de asientos, y una fuente diseñada para dar una sensación de tranquilidad con sonido terapéutico, forma un espejo de agua al nivel del piso; aunado a una iluminación indirecta de toda la terraza hacen de este espacio una estancia mágica que te hacen quedar en este lugar para disfrutar bien sea de una bebida, un cigarrillo, o simplemente leer un buen libro. Este ambiente está inspirado en la iluminación nocturna de las cabañas en Santorini (Grecia), y la edificación está inspirada en “Casares” en Málaga (España).

Personalidades dicen presente

Importantes personalidades se han dado cita en Maracaibo Art House, entre ellas: Luis Silva (Cantante), Huáscar Barradas (Flautista), Leo Aldana (Actor y presentador de TV), Silvana Continanza (Miss, Modelo, Actriz y presentadora de TV), Sohay Morillo (Modelo, Locutora, y Actriz), Vannesa Rubio (Bailarina de Ballet Clásico), John Patrick Acquaviva (Campeón mundial de Futbol Free Style), Marciano Teck (Blogger de Tecnología), María Laura (Cantante de Música Pop), Erick Visatman y Edo Jiménez (ambos Saxofonistas), Ángel Andrade (Beisbolista número 23 de las Águilas del Zulia), Douglas Tapia, Carlos Sierra, y Mikitico (Diseñadores de Moda), el dúo One voice (Cantantes), Nitya Nnadi (Miss Delta Amacuro 2014 y Miss Venezuela Continentes Unidos 2015) y Melissa Jiménez (Miss Zulia 2018), entre otras personalidades.

Tan pronto termina Francisco de mencionar a las más importantes personalidades que se han dado cita en Maracaibo Art House le formulamos la siguiente interrogante: ¿Quién más te gustaría te visitara?, él inmediatamente responde:

-Me gustaría, que viniera la señora Lía Bermúdez, ícono del arte en Venezuela; cantantes de música venezolana, gaitas. Y me gustaría que me visitara Valentina Quintero por su gran aporte al turismo, sin embargo, tengo una persona en mente que desde hace mucho tiempo me da la ilusión que me pueda visitar, bueno, se trata de una mujer bella, la típica embajadora de la belleza venezolana, una mujer echada para adelante, trabajadora, aguerrida y que sigue apostándole a su país, ¡nada más y nada menos que! Norkys Batista, que con todo el respeto que se merece me gustaría ser su anfitrión y mostrarle un lugar que fue construido con pasión, cariño, amor, creatividad, ingenio y con mucho trabajo llamado “Maracaibo Art House” en donde casi todos los elementos que la conforman son producto del reciclaje y tienen una historia que contar.

Curiosidades

En la sala se encuentra un reloj cucú alemán que fue adquirido el 22 de agosto del 2001 en un mercado de antigüedades en Manhattan- New York, muy cercano a las extintas torres gemelas. El día de la compra del reloj, Francisco recorrió una de las torres gemelas con esta antigüedad, días más tarde las torres fueron derribadas, en el ataque terrorista que marcó un antes y un después en la historia de la humanidad

-Una réplica del periódico estadounidense “New York Tribune” con fecha del 16 de abril de 1912, un día después del hundimiento del Titanic.

-La primera producción editorial formal realizada en Maracaibo Art House fue en el año 2006, de la empresa Damasco Modas, para la revista Inn Magazine.

-Un acordeón de más de 100 años es exhibido en el “Museo”, este instrumento fue obsequiado a Maracaibo Art House por una familia de tradición musical.

-Dos barriles de madera localizados en el jardín de Maracaibo Art House fueron utilizados en el largometraje “Conociendo a Bolívar”, de monte sacro films.

-Un “Ángel”, tallado en madera Barisigua muy común en el pueblo de Borojo – Edo Falcón, se encuentra en el área del comedor. Fue elaborado por el reconocido artista plástico de arte popular Víctor Ferrer, cuya pieza es la más grande que ha tallado en su carrera.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias