Tarta de queso y crema de castañas | 800Noticias
800Noticias
Cocina

Agencia.- Seguimos en otoño, con recetas llenas de sabor de temporada gracias a las castañas. Un producto que actualmente ya es habitual en los platos de muchos restaurantes, y que también podemos usarla en casa para un sinfín de recetas, tanto dulces como saladas. Es una preparación de 30 minutos  y para  8 personas

Ingredientes

  • 300 gr. de castañas cocidas
  • 350 ml. de leche entera
  • 120 gr. de azúcar blanco
  • 30 gr. de azúcar moreno
  • 350 gr. de queso crema (vuestra marca preferida)
  • 4 huevos (tamaño L)
  • 1 pizca de sal
  • 20 gr. de mantequilla
  • Para decorar: 50 gr. de azúcar glass, 25 gr. de cacao en polvo, plantilla en papel.
  • Para hornear la tarta: un molde desmoldable de 20 cm. de diámetro

Preparación de la tarta de queso y crema de castañas

Para esta tarta vamos a preparar una crema de castañas dulce, que será la base de la misma.

  1. Necesitamos pelar las castañas y para ello vamos a utilizar un truco que nos evitará un arduo trabajo. Ponemos agua a hervir en un cazo grande y escaldamos las castañas durante 5 minutos.
  2. Primero les hacemos un pequeño corte en la base, para luego pelarlas con facilidad. Pasado el tiempo, las retiramos con una espumadera. En cuanto podamos echarles la mano (sin quemaros), comenzaremos a pelarlas sin dificultad.
  3. Desechad las que no estén sanas por completo. Necesitamos 300 gr. de castañas ya peladas por lo que serían necesarias por lo menos 400 gr. en fresco.
  4. En una cazuela pequeña vertemos la leche y calentamos. Cuando coja temperatura, echamos todo el azúcar (blanco y moreno). Añadimos las castañas en cuartos, una pizca de sal y mezclamos. Cocinaremos 20 minutos, a punto de ebullición, hasta que las castañas estén blandas y tiernas.
  5. Trituramos con la batidora, hasta conseguir una masa homogénea y suave. La textura que queremos es la de un puré ligero, poco espeso. Siempre podéis añadir un poco de leche si os habéis pasado con la batidora. Reservamos en la nevera para que se vaya enfriando.
  6. En un recipiente para batir, añadimos la crema de castañas fría, el queso y los huevos de uno en uno. Batimos bien y conseguiremos una mezcla cremosa y homogénea.
  7. Untamos con mantequilla el molde (mejor desmoldable), echamos la crema de castaña y dejamos reposar unos minutos para que se le vayan las burbujas.
  8. Aprovechamos para precalentar el horno, con calor arriba-abajo, durante 5 minutos a 170º C.
  9. A esta tarta le dedicaremos más tiempo y menos temperatura, para que se vaya haciendo poco a poco y alcance una textura final suave y cremosa. Colocamos el molde en la bandeja central, y horneamos 50 min. a 170ºC. Como cada horno es un mundo, comprobad con un pincho si está lista la tarta. Si sale limpio, es que ya está en su punto.
  10. Retiramos del horno y dejamos que repose y enfríe a temperatura ambiente. Una vez fría, desmoldamos y pasamos a la nevera al menos 1 hora para que siga cogiendo textura.
  11. Podríamos degustarla tal cual pero es preferible decorarla y darle un toque más festivo. Preparamos una plantilla de papel, dibujando una castaña de unos 8-10 cm de ancho, que luego recortamos. Por este hueco luego decoraremos la tarta.
  12. Antes de servirla en la mesa, espolvoreamos con azúcar glass (colándolo) toda la parte superior de la tarta. Colocamos la plantilla en el centro y cubrimos el hueco con el cacao en polvo. Retiramos el papel y quedará una bonita castaña de color oscuro.
  13. Procurad que no pase demasiado tiempo antes de servir ya que el azúcar glass se derretirá en contacto con la base de la tarta.

Una tarta deliciosa, con la textura cremosa que le aporta el queso y el sabor dulce de la crema de castañas. No quedará ni para repetir de lo buena que está.

Lea también

Síguenos por @800noticias