Subasta de caballos del extesorero Alejandro Andrade recaudó 1,23 millones de dólares | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

EFE

Más de 1,23 millones de dólares se recaudó con la venta en una subasta de los caballos de salto confiscados a Alejandro Andrade, quien fue tesorero nacional de Venezuela y en 2018 fue condenado a 10 años de cárcel en EE.UU.

Solo 8 de los 14 caballos a la venta encontraron comprador, según la web de la compañía especializada CWS Marketing, que organizó por encargo del Departamento del Tesoro de EE.UU. la subasta, que concluyó este martes.

El caballo que mayor precio alcanzó fue Hardrock Z, que se vendió por 282.000 dólares, seguido de Joli Jumper, que se remató en 228.000 dólares en la subasta iniciada el 19 de febrero.

El último día para pujar fue este martes.

Los precios mínimos de venta iban desde 5.000 a 35.000 dólares y para poder pujar era necesario haberse registrado previamente y depositado 50.000 dólares.

Los caballos con los precios mínimos más elevados, Boy IV, Bonjovi y Ricore Courcelle, no se vendieron.

Estos equinos de competición forman parte de los numerosos activos confiscados a Andrade, quien fue guardaespaldas y amigo del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, quien en su día lo nombró tesorero nacional de Venezuela.

Como parte de un trato con la Fiscalía de EE.UU., Andrade se declaró culpable en 2017 de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero y fue condenado en 2018.

Andrade, residente en Wellington (sureste de Florida), confesó como parte del trato judicial que recibió sobornos por el equivalente a mil millones de dólares de Raúl Gorrín, dueño del canal televisivo venezolano Globovisión, y de otros implicados en una trama de lavado de dinero y corrupción.

El extesorero pactó con la Fiscalía que ingresaría en prisión a fines de febrero para cumplir su condena.

Nancy Robbins, encargada de comunicación de CWS Marketing, dijo a Efe cuando se inició la subasta que los caballos son muy valiosos y muchos han participado en competencias internacionales.

Robbins indicó que la familia y personas con conexiones con Andrade y los bienes que le fueron confiscados no podían participar en la subasta.

Los caballos están “en excelentes condiciones”, han hecho ejercicio a diario y su preparación para competencias ha seguido desde la confiscación, dijo Robbins.

Cuando era tesorero nacional (2007-2010) Andrade recibía dinero a cambio de adjudicar tasas favorables de cambio de divisas, según indicó la Fiscalía de EE.UU. en un comunicado el día en que fue condenado por el juez Robin L. Rosenberg.

De los tres acusados en EE.UU. por dicha trama, solo Gorrín, que reside en Venezuela, no ha sido juzgado, pero el Tesoro de EE.UU. lo sancionó económicamente el pasado 8 de enero junto a otros presuntos implicados en una red de corrupción que logró más de 2.400 millones de dólares con el uso ilícito del sistema cambiario venezolano.

Gorrín enfrenta en Estados Unidos nueve cargos de lavado de dinero, uno de conspiración por violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) y otro de conspiración por cometer lavado de dinero, según la Fiscalía.

El hijo del extesorero, Emanuel Andrade Colmenares, que es jinete de salto ecuestre, ha participado en diferentes competiciones de equitación alrededor del mundo con algunos de los caballos confiscados.

En los Juegos Olímpicos de 2016, en Río de Janeiro, formó parte del equipo de Venezuela.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias