Sony Xperia M4 Aqua, larga batería y resistencia | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Mientras los fanáticos de los super teléfonos están probando el Galaxy 6S Edge y aguardando por los nuevos iPhones de inminente llegada, Sony ofrece un modelo de gama media con un look elegante y competitivas características para quienes no quieren gastar tanto, pero aspiran a un dispositivo que escape a la mediocridad.

Con su cubierta de policarbonato y dimensiones de 145.5 x 72.6 x 7.3mm, el Xperia M4 Aqua viene a entregar interesantes argumentos, con una pantalla de cinco pulgadas que se acomoda bien en la palma y se inserta perfectamente en la cada vez más creciente tendencia hacia los teléfonos grandes.

A prueba de agua, se caracteriza por su buen diseño para la inmersión. Los puertos microSD y SIM están correctamente protegidos para sumergirse sin riesgo de que el líquido ingrese a los circuitos interiores. Sony se preocupó esta vez de que el puerto USB y la conexión para los audífonos no necesiten protección.

Su calificación IP65/IP68 en materia de resistencia al agua y el polvo permite confiar en que todo estará bien si el equipo resulta casualmente salpicado, si nos moja la lluvia o si lo usamos en la playa sin mayor cuidado con la arena. Puede estar bajo el agua a 1,5 metros de profundidad durante 30 minutos sin problema.

Subir batería

Un problema que afecta a todas las marcas, gamas y modelos es la corta duración de las baterías, que en la mayoría de los casos no alcanza ni siquiera para completar una jornada de 10 o 12 horas de uso. No es el caso del M4 Aqua, cuya batería inicialmente recargada al 100 por ciento puede llegar a durar dos jornadas completas.

Entre las formas en que el dispositivo mantiene la energía está una resolución menor para la pantalla que se activa cuando queda menos batería. Tiene además un modo de standby que le permite desactivar aplicaciones y funciones que no están siendo utilizadas cuando la pantalla se apaga.

Subir pantalla y rendimiento

Otro de los puntos positivos del Xperia M4 Aqua es su pantalla de cinco pulgadas, con 720p de resolución, que si bien no alcanza la nitidez o los colores de dispositivos de alta gama, es una buena oferta en materia de brillo y claridad.

El buen rendimiento general del procesador permite ver videos con fluidez en plataformas como Netflix o Youtube. Las aplicaciones abren y cierran con agilidad. Su núcleo se combina bien con una velocidad de CPU de 1.46Ghz y menos de 2GB de RAM (1.76GB).

Este smartphone de ocho núcleos y 64 bits tiene un módem LTE/4G integrado. Esto permite que la conexión a internet alcance satisfactorias velocidades de hasta 150 Mb/s en descarga y 50 Mb/s en subida.

Subir cámaras

Manteniéndose en la media del mercado, el Xperia M4 Aqua cuenta con una cámara principal de 13MP Exmor RS sensor y una frontal de 5MP.

Las opciones de panoramas, multi camera y realidad aumentada están incluidas, aunque la última no funciona siempre con todo su potencial.

Hay que acotar que el procesador Snapdragon 615 no permite tomar fotografías tan rápidas como sería ideal, por lo que, dependiendo de la luz, se puede terminar esperando varios segundos para completar la imagen.

La cámara frontal muestra un rendimiento interesante y levemente superior a otras con la misma cantidad de megapíxeles.

Entre las utilidades que el teléfono incorpora están las Fotos con Sonido, que permiten capturar 10 segundos de ruido ambiente para acompañar la imagen, con especial utilidad en aplicaciones como Instagram.

El Retoque de Retrato permite mejorar las selfies con una serie de efectos de belleza.

Subir contra

Uno de los contras del teléfono es su escasa capacidad de almacenamiento, sólo 8GB de memoria interna. Con Android 5.0 y todas las aplicaciones por defecto que trae instaladas, el espacio real para el usuario termina siendo de 2.70GB.

Para almacenar canciones, fotos y videos es necesario comprar tarjetas MicroSD de hasta 128 GB, que es lo que soporta el dispositivo.

Fuente: cooperativa.cl

Síguenos por @800noticias