SOCIAL MEDIA| Las empresas te siguen en las redes hasta en tus vacaciones | 800Noticias
800Noticias
Economía

El Mundo

Siempre hay alguien al otro lado. Si supieras que todo lo que tuiteas, cuelgas en Instagram o compartes en Facebook es analizado y estudiado con fines comerciales, ¿lo harías igual? ¿Activarías, por ejemplo, la geolocalización?

¿No lo crees? Este mes de julio, sin ir más lejos, sabemos que la marca de restauración más mencionada en redes sociales desde el aeropuerto de El Prat de Barcelona fue Starbucks. Y si hablamos de ropa, Nike. Sabemos también que las menciones, en plena crisis de la aerolínea de Vueling, que dejó en tierra a miles de pasajeros, no fueron excesivamente negativas. A pesar del rechazo que generó el colapso de esta compañía, el 63% de las menciones en redes que se hizo desde el aeropuerto barcelonés, fue positivo. Lo mismo de Barajas (el 61%). Nos puede la ilusión por irnos de vacaciones, parece.

Conocemos estos datos gracias a un estudio realizado por COMbyCoM. Se trata de un grupo de empresas transmedia cuyo objetivo es ofrecer a otras empresas una orientación sobre lo que el consumidor expresa, después de recopilarlo mediante la monitorizacion de las redes sociales. Dicho de otra manera, ofrecen a las compañías una especie de parte meteorológico sobre cómo se sienten sus clientes potenciales y cómo se expresan en momentos concretos de su vida, como puede ser -en este caso- desde un aeropuerto, antes o después de coger un avión.

«Nuestra empresa se enfoca en ofrecer estudios concretos haciendo honor a nuestro lema márketing basado en la evidencia», explica Ricardo Ramírez, socio de COMbyCOM. Y es que, el Big Data se presenta hoy en día como el petróleo del siglo XXI. Conocer al detalle a su target o a sus clientes potenciales es ya una necesidad imperiosa de las empresas. Este tipo de estudios son cada vez más demandados.

Así, todo lo que hacemos o decimos en las redes -no olvidemos que es un contenido público que cedemos de manera gratuita- puede formar parte de las estimaciones, análisis o estudios que llevan a cabo este tipo de empresas para conocer un poco mejor a los consumidores.

Estas empresas conocen nuestros hábitos, pero también nuestras imprudencias. Por ejemplo, más de un viajero el que ha publicado fotos de su billete de avión enInstagram este verano, con el código de barras bien visible, con lo que cualquiera podría haber embarcado en su nombre y haberle fastidiado sus vacaciones. Esto ha quedado registrado en los estudios. Y es que, a pesar de que las menciones en la red sean hoy en día un hábito, «los limites de la privacidad han de ser ajustados por cada usuario», argumenta Ramírez.

Síguenos por @800noticias