Séptima victoria de la temporada del campeón Brad Binder | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

El surafricano Brad Binder (KTM), campeón del mundo de Moto3 en 2016, se adjudicó su séptima victoria de la temporada al imponerse en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, que se disputó hoy, domingo, en el circuito Ricardo Tormo de la localidad valenciana de Cheste.

Binder confirma así su superioridad durante la temporada, en la que ha logrado un margen de ventaja sobre su inmediato perseguidor en el campeonato, el italiano Enea Bastianini (Honda), de 142 puntos, apenas cinco puntos menos que los que sumó Valentino Rossi en 2005 en MotoGP respecto a su compatriota Marco Melandri.

Mala suerte para el autor del mejor tiempo de entrenamientos, el español Arón Canet (Estrella Galicia 0’0 Honda), a quien se le paró la moto en la formación de salida, tras la vuelta de calentamiento, y tuvo que salir último desde la calle de talleres, mientras al apagarse el semáforo fue el japonés Hiroki Ono (Honda) el más rápido, aunque no tardó mucho en superarlo el italiano Enea Bastianini (Honda).

Antes de la salida dirección de carrera ya comunicó la sanción a cuatro pilotos con la pérdida de doce posiciones por conducción irresponsable a los italianos Nicolo Bulega (KTM) y Niccolo Antonelli (Honda) y al holandés Bo Bendsneyder (KTM).

Antes de concluir el primer giro ya se fueron por los suelos el argentino Gabriel Rodrigo (KTM), que perdió adherencia en la rueda trasera de su moto y el italiano Francesco “Pecco” Bagnaia (Mahindra) no pudo evitar embestirlo, y poco después tuvo un importante susto el campeón del mundo, Brad Binder, que perdió muchas posiciones (vigésimo primero).

El español Joan Mir (KTM) no tardó en buscar su oportunidad para liderar la carrera en la segunda vuelta, en la que Arón Canet continuaba su intento de remontada desde la última plaza, como también el surafricano Brad Binder, en tanto que el italiano Lorenzo dalla Porta (KTM) se iba de manera espectacular por los suelos.

Mir logró imponer su ritmo durante varias vueltas y con ello propició un ligero corte en el grupo de cabeza, en el que también se incorporaron los italianos Fabio di Giannantonio (Honda), Enea Bastianini y Andrea Migno (KTM), aunque dirección de carrera le obligó a perder una posición poco después por adelantar con bandera amarilla, sin que ello le desanimara en lo más mínimo.

Así, en el octavo giro fue Migno quien pasó como líder, pero una vuelta más tarde Mir recuperó la posición y volvió a cambiar el ritmo para intentar escaparse en tanto que Brad Binder ya era undécimo y Arón Canet ocupaba la vigésimo séptima posición.

El cuarteto de cabeza se vio neutralizado por el grupo perseguidor, en el que a cola del mismo iba Binder y con Mir intentando poner tierra de por medio.

Poco a poco Binder fue escalando posiciones en el grupo, en el que Migno fue el encargado de marcar el ritmo en el decimocuarto giro, seguido por sus compatriotas di Giannantonio y Bastianini, con Mir en la cuarta plaza y el surafricano sexto por delante de Jorge Navarro (Estrella Galicia 0’0 Honda) y Juanfran Guevara (KTM).

Jorge Martín (Mahindra), era entonces undécimo, pero ya descolgado de ese grupo de pilotos.

Mir recuperó la primera posición en la decimoctava vuelta, en la que Binder ya estaba tras el rebufo de la moto de Migno, que había perdido el liderato en detrimento del español y Arón Canet había escalado hasta la vigésimo segunda posición y poco después vigésimo.

No tardó demasiado Brad Binder en ponerse líder, en la vigésima vuelta, aunque los errores comenzaron a producirse probablemente por la fatiga de los neumáticos y el baile de líderes se sucedió en cabeza de carrera hasta que en la última vuelta, a final de recta, Binder recuperó el primer puesto.

El campeón del mundo supo cerrar todos los huecos a los intentos de sus rivales para llevarse la séptima victoria de la temporada, con Joan Mir y Andrea Migno en el podio, mientras Juanfran Guevara acabó sexto, Jorge Navarro fue noveno y ello le sirvió para lograr la tercera plaza final del campeonato frente al italiano Bagnaia, que no pudo puntuar al sufrir una caída, por delante de Jorge Martín y Raúl Fernández (KTM).

Mención especial se merece Raúl Fernández, pues en su primera carrera en el mundial logró la undécima posición tras una carrera en constante progresión desde la decimonovena plaza que ocupó en los entrenamientos.

Arón Canet acabó decimonoveno, Vicente Pérez (Peugeot) vigésimo tercero, Albert Arenas (Peugeot) a continuación y Daniel Sáez (KTM), vigésimo noveno, mientras que Marcos Ramírez (Mahindra), con problemas mecánicos, no pudo acabar la carrera.

Síguenos por @800noticias