Senado chileno aprueba revocar visas diplomáticas a autoridades bolivianas | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El Senado chileno aprobó este martes por unanimidad la suspensión del convenio que exime de visa a diplomáticos bolivianos, propuesta por el Gobierno tras la polémica visita del canciller de ese país David Choquehuanca a puertos australes, por donde sale la mercancía del país andino.

“Estamos dando una señal y estamos diciendo que las autoridades de Bolivia van a tener que recibir una visa para entrar a nuestro país”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, al agradecer el apoyo transversal de los senadores a la solicitud del Gobierno.

Muñoz enfatizó que se seguirá haciendo todo lo que sea necesario “para defender nuestra soberanía. Eso no se admite, con eso no se juega y por eso nuestra actitud será firme como lo ha sido, pero con la serenidad necesaria, esa es la postura del Gobierno”, apostilló.

El pasado 21 de julio la presidenta Michelle Bachelet envió un oficio al Congreso en el que solicitó la opinión del Parlamento sobre la decisión de eliminar el programa de exención de visas diplomáticas con Bolivia, tras la polémica visita del jefe de la diplomacia boliviana que presidió una comitiva de 60 personas a los puertos de Arica y Antofagasta.

El senador Hernán Larraín, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, señaló a los periodistas que “hemos aprobado de forma unánime que cualquier autoridad boliviana que quiera venir en el futuro tenga que pedir permiso, tenga que pedir visa”.

“Lo que ocurrió con la última visita del canciller Choquehuanca y una delegación de 60 personas fue un acto de provocación inaceptable para Chile. Para evitar que esto se repita hay que pedir permiso”, recalcó el legislador.

Por su parte, el senador Francisco Chahuán señaló que la Comisión solicitó declarar persona no grata al ministro boliviano David Choquehuanca tras sus declaraciones respecto al río Lauca, ya que aseguró que estaba dispuesto “a derramar sangre”.

El Lauca es un río internacional que nace en Chile y discurre hacia territorio boliviano.

La visita de tres días que el canciller de Bolivia, David Choquehuanca, que inició el pasado 18 de julio para “inspeccionar” a dos puertos chilenos, concluyó con un marcado deterioro en las relaciones entre ambos países y derivó en el intercambio de sendas notas de protesta.

A ellas, se sumó el anuncio del ministro Muñoz de la revocación del convenio de visas diplomáticas con Bolivia, cuya medida no afecta al ciudadano común y corriente.

La idea del jefe de la diplomacia boliviana, que viajó hasta la ciudad chilena de Arica, era comprobar si eran ciertas las denuncias de los camioneros bolivianos, quienes se quejan de que Chile pone dificultades al libre tránsito y acceso a los puertos, garantizado en el Tratado de Paz y Amistad de 1904.

Sin embargo, la intención del canciller andino de no oficializar su visita a Chile exacerbó los ánimos en ambos países, que desde 1978 mantienen suspendidas las relaciones diplomáticas y se limitan solo al ámbito consular.

Chile y Bolivia ya se encuentran enfrentados en la Corte Internacional de Justicia (CJI) de La Haya por la demanda marítima boliviana y la controversia sobre las aguas de la zona del Silala, situada en Bolivia, pero cuyo caudal discurre a territorio chileno, donde es considerado un río internacional. EFE

Síguenos por @800noticias