Según la ONU 50 mil personas podrían morir de hambre en Somalia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP

Más de 58.000 niños podrían morir de hambre en Somalia si no reciben ayuda humanitaria urgentemente, en un país azotado por una terrible sequía y la guerra civil, alertó este lunes Naciones Unidas.

“El nivel de malnutrición, especialmente entre los niños, es muy preocupante, con más de 350.000 menores de 5 años que padecen malnutrición aguda”, declaró el lunes en un comunicado el coordinador para la ayuda humanitaria de la ONU en Somalia, Peter de Clercq.

Esta alerta recuerda la realidad de hace cuatro años, cuando una gran sequía agravó la situación del país en plena guerra civil y dejó 250.000 muertos.

Actualmente, unas 950.000 personas “luchan todos los días para alimentarse” y 4,7 millones de somalíes, cerca del 40% de la población, necesitan ayuda humanitaria, según los datos recogidos por la Unidad de Análisis de la Seguridad Alimentaria y de Nutrición (FSNAU) de la ONU y de la Red de Alerta Precoz del Hambre (Fews Net, financiado por la Agencia de Desarrollo de Estados Unidos).

“Estimamos que 58.000 niños están amenazados de muerte si no se hacen cargo de ellos rápidamente”, agregó De Clercq.

El fenómeno meteorológico de El Niño, una corriente caliente ecuatorial del Pacífico que reaparece cada cinco o siete años, este año golpea con una fuerte intensidad. En el Cuerno de África provocó inundaciones catastróficas para los cultivos en el sur de Somalia y una grave sequía, sobre todo en el norte.

“La situación respecto a la seguridad alimentaria y la malnutrición en Somalia es alarmante, sobre todo en ciertas partes de Puntland y de Somaliland (norte), muy afectadas por la sequía agravada por El Niño”, explicó la ONU en su comunicado.

Ésta lanzó un llamado para financiar los 885 millones de dólares (792 millones de euros) necesarios para afrontar esta crisis que puede empeorar en las regiones de Puntland y de Somaliland.

Las tropas del gobierno somalí y de la Unión Africana (Amisom) siguen enfrentadas a los islamistas radicales shebab, que controlan numerosas zonas rurales.

La situación humanitaria en la vecina Etiopía también es preocupante. Al menos 10,2 millones de habitantes necesitan ayuda humanitaria, una cifra que podría duplicarse en los próximos meses si no se toman las medidas adecuadas, advirtió la ONU.

Síguenos por @800noticias