Niños lindos, amores feos | 800Noticias
800Noticias

Un impulso. Eso fue lo que llevó a Fernando Azpura a terminar su primera obra teatral, Niños lindos, del modo controversial en el que lo hace. Un final impactante, que ha generado múltiples comentarios entre quienes lo han visto, y que por un momento hizo vacilar al mismo autor cuando lo vio en las tablas.

Con ella abre fuegos la temporada teatral 2014 de La Caja de Fósforos, que fiel a la tradición que ha venido construyendo apela a un texto polémico, en el que se narra una historia controvertida, sórdida si se quiere, con una carga dramática enorme, pero tratada con altura.

Su autor la define como la historia de un amor no correspondido, aunque también podría calificarse como la de una obsesión insatisfecha o, en todo caso, de un amor insano, que se da entre dos varones de una misma familia.

Con un elenco pequeño, de apenas tres actores, la obra sucede en un escenario diferente, sin cuarta pared, que sumerge al espectador en la intimidad de un apartamento en el que se llevan a cabo todas las acciones. Un nido de amor particular, fruto de internet y del deseo, pero que logra superar la prueba del tiempo y que cuando parece más sólido se ve remecido por la aparición de un pasado que como un terremoto moverá todo.

La fatuidad –“yo me enamoro cada dos días”-, la culpa –“es feo arrepentirse de algo que te gusta”, la paranoia “aquí siento que la gente me mira mucho”, el desencanto “solo los tontos y los valientes quieren”, Caracas, “esta ciudad se traga a la gente”, las carencias afectivas, “no quiero que me admires, sino que me extrañes”, entre otros, son los elementos que cargan la atmósfera de la obra.

“Siendo un tema humano, para mí era inevitable tratarlo”, dijo Azpurua, quien la escribió con el respeto en el horizonte: “quiero que entiendan que nosotros [los gays] somos seres humanos, que sentimos y vivimos las mismas cosas, y que la gente se dé cuenta de que el respeto es lo mínimo”.

Y aunque tanto él como la directora de la obra, la actriz Rossana Hernández –que debuta con Niños Lindos en ese rol, hicieron manifiesto su deseo de que la homosexualidad de los protagonistas no fuera lo determinante de la obra, lo cierto es que esta se resalta desde el título y el cartel. Tratada, eso sí, con un nivel y una altura que no suele ser usual en el teatro venezolano, pero que ya es costumbre en La Caja de Fósforos, y con un final que no dejará a nadie diferente.

Niños Lindos

Fecha: A partir del 24 de enero. Viernes y sábados a las 8:00 pm, domingos a las 6:00 pm.

Lugar: La Caja de Fósforos, Concha Acústica de Bello Monte

Costo: 80 bolívares (a la venta dos horas antes de cada función en la taquilla)

Información: Para reservar entradas lacajadefosforos@gmail.com