Precio del Sony PS4 supera los 20 salarios mínimos | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

 La llegada del PS4 a Venezuela no ha podido ser más irregular. La ausencia de oferta de Sony Venezuela y los distribuidores locales, que no han obtenido divisas preferenciales para traer el equipo, dejó al consumidor venezolano en manos delturbio y especulativo mercado negro.

Es tal la especulación que en Mercado Libre Venezuela se ofrece la afamada y codiciada consola de próxima generación en precios que oscilan entre los 49.000 y los 65.000 bolívares, lo que transforma al producto en un objeto de lujo, alejado del perfil promedio de sus consumidores: jóvenes y adultos jóvenes menores, entre 15 a 40 años.

Venezuela, que debió tener la consola en las tiendas autorizadas desde el pasado 29 de noviembre,es el único mercado de la región, a excepción de Cuba, que no cuenta con venta oficial del PS4.

Los pocos bolsillos que se atrevan a comprar un PS4 a estos precios deberán correr con el riesgo de la garantía. Si el producto no fue comprado en la región donde está afiliada la subsidiaria venezolana de Sony, simplemente no contará con la garantía. El consumidor deberá reclamar a su vendedor, quien debe entregar el soporte y ser bien específico al momento de detallar qué acciones tomará al momento de solicitar asistencia técnica, reparación o reemplazo de la consola. Un riesgo enorme, sobre todo por el precio.

¿Qué repercusiones trae esto? Más allá del discurso de los políticos que no dan prioridad a la electrónica de consumo para la obtención de divisas preferenciales, lo ocurrido con la PS4 pone en el tapete la peligrosa tendencia que ya en Venezuela es costumbre: la tecnología de punta se hace prohibitiva. 

 
El peligro de este tipo de tendencias es que se reduce ampliamente la masificación de los productos que demuestran lo último de la inventiva. Mientras otras naciones de la región amplían su oferta de productos de alto perfil, un incremento que ha venido de la mano de una mejora sostenible del poder adquisitivo, en Venezuela está ocurriendo exactamente lo contrario. 

Nuestros ingresos, altamente afectados por la inflación, son insuficientes para adquirir productos que en una economía sana estarían al alcance de todos los venezolanos, con ingresos iguales o superiores a un salario mínimo. Suponiendo que se importa a tasa oficial de Bs 6,30 por dólar, la consola costaría Bs 3.143. Más los impuestos de nacionalización, IVA entre otros, el producto podría llegar a costar entre 5.000 y 7.000 bolívares.

 
Información El Mundo
Síguenos por @800noticias