Nuevo Galaxy S5, un móvil de sorpresas templadas | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Era probablemente uno de los anuncios más esperados del Mobile World Congress desde el momento en el que Samsung desechó la opción de montar un ‘sarao’ alternativo en Londres para presentar su nuevo buque estrella para competir contra el iPhone 5S.

En un evento masivo en Barcelona, los surcoreanos presentaron el Galaxy S5 poco después de que el fundador de Facebook, Mark Zuckeberg, acaparase durante un buen rato todos los focos de los más granado de la élite del sector de las telecomunicaciones con su conferencia en la Ciudad Condal. Samsung ha vuelto a renovar sus votos con el polímero plástico para su armazón exterior, algo que ya le costó tener que aguantar algunas voces críticas en el caso de su predecesor, que pedían un ‘esqueleto’ a base de aluminio o cristal templado.

Sin embargo, la factoría asiática ha imprimido un nuevo aire a su trasera de una manera similar a la que hizo en el Note 3 al incluir un relieve a base de perforaciones que le dan un aire deportivo. Al agarrarlo, la primera sensación es de seguridad. Además, el acabado mate reduce las marcas que los dedos dejan en la ‘espalda’ del terminal. Incorpora también la capacidad de ‘sumergirse’ hasta un metro en el agua durante treinta minutos, siguiendo los pasos de Sony que ha hecho de esta característica uno de los rasgos más característicos de la serie Xperia Z -el Z1 y el Z2 permiten sumergirse hasta metro y medio-.

La forma exterior del S5 viene condicionada porque su pantalla ha crecido hasta los 5,1 pulgadas, algo que sin embargo, no ha repercutido en exceso en su peso. El ‘display’ SUPER AMOLED Full HD cuenta con una resolución de 431 píxeles por pulgada, unos guarismos superiores a los del G2 de LG, con 423 píxeles. Sobre las tripas de esta máquina, comentar que el encargado de moverla es un Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2,25 gigaherzios.

Este procesador, presentando por Qualcomm en el cónclave de Barcelona, mejora aspectos, entre otros, relacionados con el procesamiento de imágenes y la cámara, una de las grandes apuestas del nuevo rival del iPhone. En este caso, Samsung ha colocado un sensor de 16 mega píxeles que destaca por su rápido disparador y algunos detalles como la velocidad de enfoque (0,3 segundos) o el modo HDR en tiempo real. En el caso del vídeo, permitirá la grabación en 4k aunque para disfrutarlo hace falta hacerse con un monitor UHD.

Sobre la memoria cabe decir que estará disponible en versiones de 16GB o 32 GB, ampliables a 64GB mediante tarjeta externa. Un punto por aclarar cuando lleguen las unidades definitivas a España es que parte de memoria interna queda ocupada por el sistema operativo que podría alcanzar hasta los 8 gigas. Sobre la RAM no ha habido cambios frente a su predecesor, con 2GB, frente a los 3GB que incorpora el Note 3 de la factoría asiática o el recién presentado Xperia Z2 de Sony.

Sensores y conectividad

Sobre la conectividad, se ha incorporado ‘hardware’ para poder trabajar con redes LTE de hasta 150 megas y se han mejorado las antenas WiFi. La batería sube hasta los 2.800 miliamperios -200 mAh más que la anterior versión- que, según prometen desde Samsung, supondría algo más de 20 horas de conversación de autonomía. En este aspecto han creado el ‘modo de emergencia’ que ahorra energía cuando más apurada está la batería, reduciendo el número de aplicaciones disponible y dejando la pantalla a dos colores.

Entre lo que más ha llamado la atención han sido los sensores que se han incorporado a este teléfono. Uno de ellos, en la estela del iPhone 5S, permite desbloquear el teléfono con la huella dactilar. A diferencia del ‘smartphone’ de Cupertino, en este caso el usuario debe deslizar la punta del dedo por la parte inferior de la pantalla, un gesto que también podría servir para certificar pagos por móvil. Este medio también servirá para crear un canal privado, con archivos donde solo se puede acceder de esta forma.

En la parte trasera, y subiéndose al carro del ‘eHealth’ han incorporado un sensor que mide el pulso. Un añadido al que no todo el mundo encuentra demasiada utilidad, al contrario que en el caso de pulseras y relojes inteligentes. Sobre el precio no se conocen detalles oficiales y habrá que esperar al estreno comercial planificado para el 11 de abril.

Fuente: ABC

Síguenos por @800noticias