La revolución automotriz de Apple | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Apple cuenta en su sede de Cupertino (California, Estados Unidos) con cientos de empleados trabajando en secreto para crear un vehículo eléctrico que llevará el nombre de Apple, según fuentes cercanas al proyecto.

El plan, que ha sido codificado con el nombre de Titán, contempla inicialmente el diseño de un vehículo que se asemeja a un monovolumen. Un portavoz de Apple ha declinado hacer cualquier comentario al respecto.

En última instancia, Apple podría decidir no continuar con la producción de vehículos, si bien gran parte de la tecnología que se utiliza en un coche eléctrico, como las baterías avanzadas y la electrónica incorporada, le podría servir para otros productos, como el iPhone y el iPad.

Prototipos 

Apple suele investigar tecnologías y productos potenciales, y ha llegado a construir múltiples prototipos para cosas que nunca saldrán a la venta. Además, se tardan varios años en llegar a desarrollar un carro y obtener las certificaciones de seguridad.

Pero la envergadura del equipo del proyecto y la gente que se ha destinado a él apuntan a que la empresa va en serio, según informan los integrantes del proyecto. Ejecutivos de Apple han viajado a Austria para mantener un encuentro con fabricantes de coches de lujo. 

Otros gigantes de Silicon Valley también están dirigiendo su mirada al sector de la automoción, como Google , que ha estado trabajando en la fabricación de un auto sin conductor durante varios años. El responsable del proyecto declaró el año pasado que el objetivo de la empresa era cooperar con los fabricantes de carros para crear un automóvil que estaría listo en pocos años. Este tipo de vehículo no forma parte de los planes actuales de Apple, según informan fuentes cercanas al proyecto.

“Hay productos en los que estamos trabajando de los que nadie sabe nada? , declaró el consejero delegado de Apple, Tim Cook, en septiembre.

Altos costes 

La construcción de un vehículo es muy intensiva en capital, y el diseño, herramientas, producción y certificaciones cuestan cientos de millones de dólares. Los fabricantes de coches deben, además, contribuir a mejorar la red de suministros para los miles de componentes que se incorporan en un vehículo. 

Los coches impulsados por baterías añaden otra dimensión. Por ejemplo, Tesla ha sufrido grandes pérdidas por el aumento de los gastos que supone la construcción de un vehículo utilitario deportivo eléctrico, para lo que tiene previsto invertir 1.500 millones de dólares en gastos de capital y en I+D este año.

Fuentes cercanas han informado de que Cook dio la aprobación para el proyecto de este vehículo hace ya casi un año y ha designado para que lo lidere a un experimentado diseñador de productos, el directivo Steve Zadesky.

Zadesky es un antiguo ingeniero de Ford que ha participado en la dirección de los equipos de Apple que crearon el iPod y el iPhone. Zadesky fue autorizado para crear un equipo de 1.000 personas y”robó? empleados de diferentes departamentos de la empresa, que trabajan en una ubicación privada a unos pocos kilómetros de la sede central de Apple. El equipo se dedica a la investigación de diferentes tipos de robótica, metales y materiales acordes con la fabricación de automóviles.

En septiembre, Apple contrató a Johann Jungwirth, que ha trabajado en Mercedes−Benz en Norteamérica. Financial Times había informado con anterioridad que docenas de empleados de Apple estaban investigando productos sobre carros, según citan personas próximas a la empresa.

Síguenos por @800noticias