Amazon presiona a Time Warner para que acepte sus condiciones comerciales | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

NUEVA YORK, (AFP) – El gigante de la distribución en línea Amazon intenta presionar al grupo cinematográfico estadounidense Time Warner suspendiendo los pedidos de sus próximas películas en DVD, tal como lo habría hecho con la editorial Hachette, dijo The New York Times.

La medida entraría en el marco de las negociaciones entre el grupo de distribución y Time Warner, que están teniendo lugar en Estados Unidos, según publicó el martes el diario.

Ni Amazon ni Timer Warner respondieron a las peticiones de información de la AFP sobre el caso.

Así, una película de los estudios Warner Bros como “The Lego Movie” (“La gran aventura Lego”), que fue un gran éxito de salas a comienzos de año y sale la semana que viene en DVD y Blu-Ray, no puede pedirse en preventa, constató la AFP.

Amazon no da explicaciones sobre este hecho en su web y se contenta con sugerir a sus clientes que se inscriban a una alerta que les avisará cuando el DVD esté disponible. Asimismo, les permite comprar la versión en streaming (visionado directo en línea) de la película.

La situación entre Amazon y las editoras está que arde desde hace varias semanas. En medio de tensas negociaciones comerciales con el servicio de distribución, la filial estadounidense de la francesa Hachette se ha quejado de los retrasos en las entregas de sus productos o de detener preventas de sus libros.

La extensión de los plazos de entrega afecta principalmente a las publicaciones antiguas y a un pequeño número de novedades, aseguró Hachette hace dos semanas.

“Las perturbaciones afectan a un pequeño número de pedidos. Si usted quiere pedir 1.000 productos de Amazon, 989 no estarán afectados. Si usted quiere conseguir rápidamente uno de los títulos afectados, nosotros (…) animamos a comprar una nueva versión o una versión antigua de uno de nuestros vendedores intermediarios o en uno de nuestros competidores”, se defendió entonces Amazon.

En 2010, Amazon retiró temporalmente de su web estadounidense todos los títulos de la editorial Macmillan (grupo Holtzbrinck), para obligarla a aceptar nuevas condiciones comerciales.

Síguenos por @800noticias