América latina presente en Cannes con cortometrajes de autores jóvenes | 800Noticias
800Noticias
Sociales

América latina presente en Cannes con cortometrajes de autores

jóvenes

 

CANNES, Francia, 24 Mayo 2013 (AFP) – A través de varios cortometrajes presentados en distintas secciones del Festival de Cannes, América latina mostró creaciones de jóvenes autores que en algunos casos son preludio a proyectos cinematográficos más ambiciosos.

A pesar de que no hay ninguno de América latina entre los nueve cortos del que compiten por la Palma de oro este domingo, propuestas de Colombia, Chile, Argentina y Brasil fueron presentadas en otros apartados del Festival.

La Semana de la Crítica incluyó en su selección “Patio” del brasileño Ali Muritiba, que filmó desde afuera a través de las rejas a un grupo de presos jugando al fútbol, bailando capoeira y hablando de la libertad.

Brasil estuvo además en la sección de la Quincena de los Realizadores, con “Pouco mais de um mes” de Andre Novais Oliveira, una escena interior con juegos de oscuridad y luz sobre una pareja que se conoce desde hace poco, en la vida real y la ficción. El realizador prepara su primer largo, “Ela volta na quinta”.

También en la Quincena, el argentino Eduardo Williams, que había sido seleccionado el año pasado en la Cinefundación (“Pude ver un Puma”), trajo esta vez “That I’m falling”, con Manuel Pérez Biscayart.

Presente además en otro filme presentado en Cannes –el largometraje “Gran Central” (Una Cierta Mirada)–, Pérez Biscayart está a punto de comenzar un rodaje en Suiza.

También gustó en Cannes “Solecito” del colombiano Oscar Ruiz Navia (“El vuelco del cangrejo”, 2011). El caleño tuvo la idea de filmar la historia de amor y ruptura de Camila y Maicol tras conocerlos en un casting en un colegio para su nuevo largometraje “Los Hongos”.

Los adolescentes le cuentan, cada cual por su lado, la historia del final de su relación amorosa. El director les propuso entonces construir además un reencuentro para la ficción y al mismo tiempo para la vida real.

Desde 1998, la Cinefundación es una sección oficial del Festival de Cannes que respalda la creación cinematográfica y prepara el relevo de una nueva generación de cineastas. Este año seleccionó cuatro cortos de directores de América latina.

“The Magnificent Lion Boy” producción británica de Ana Caro, colombiana radicada en Inglaterra Ana Caro, cuenta la historia de un niño criado por leones descubierto por el antropólogo británico Leonard Orlov.

De México, “Contrafábula de una niña disecada” de Alejandro Iglesias Mendizábal, un corto con elementos fantásticos sobre el cumpleaños de 15 de una joven de la burguesía y la celebración que organizan para la ocasión sus padres.

“Mañana todas las cosas” una escena intimista sobre una pareja, del argentino Sebastián Schjaer, que presentó su filme a la prensa como “el resultado de un proceso muy intenso de filmación y edición”.

“Asunción”, de la chilena Camila Luna Toledo, es la historia de una recepcionista de una residencia católica para estudiantes y su relación con el joven vigilante.

Además de los cortos que pasaron el filtro de las selecciones oficiales y paralelas, existe en Cannes el Short Film Corner, un foro de intercambio y contactos en el que se inscriben cientos de cortometrajes de todo el mundo.

La chilena Miriam Heard trajo por ejemplo este año “Welcome home Emma-Rose”, una ficción de 14 minutos filmada en Gales, que cuenta la historia de dos hermanas, la mayor camionera en el ejército británico, que viene para sus vacaciones y pasa 10 días con su hermana menor.

Heard explicó a la AFP que su corto explora “cómo cuando uno dispone de poco tiempo para estar con la gente que quiere suele perderlo en discusiones, o en pasarlo mal y termina con una sensación de abandono”. El corto incluye paisajes del norte de Gales captados por la cámara de Evan Barry.

Para esta joven realizadora de 34 años, que tiene en su haber varios filmes como actriz, este filme es un preludio a un proyecto más ambicioso de dirección, ya que prepara su primer largometraje como guionista y realizadora.

Se trata de una ficción sobre el mundo de los mercenarios latinoamericanos, entre ellos cientos de chilenos y peruanos, contratados por compañías de seguridad norteamericanas que trabajaron en las “guerras privatizadas” de Afganistán o Irak, y que espera comenzar a rodar a fin de año.

 

Síguenos por @800noticias