Cáncer en niños tiene una alta tasa de curación si se diagnostica a tiempo | 800Noticias
800Noticias
Salud

Sensibilizar a la población sobre la importancia de un diagnóstico temprano y la promoción de las posibilidades de tratamiento oportuno que ofrece el Sistema Público Nacional de Salud en Venezuela, son las principales acciones que sustentan este año la conmemoración del Día Internacional del Cáncer Infantil.

Desde 1991 se institucionalizó el 15 de febrero para conmemorar los esfuerzos de más de 90 naciones para crear conciencia sobre este problema de  salud pública, que afecta no sólo a quien lo padece sino a todo el grupo familiar.

Contrario a lo que sucede en adultos, para quienes la tasa de curación es muy baja, en niños el cáncer es perfectamente curable hasta en 85% de los casos, según revelan estudios médicos realizados hasta la fecha.

El esfuerzo por promover información hacia los adultos sobre la detección temprana del cáncer en niños y niñas se basa en esta esperanzadora realidad.

Datos disponibles en Internet indican que sólo en España son diagnosticados alrededor de 1.300 niños y niñas con alguna enfermedad oncológica cada año. En nuestro país, el anuario estadístico del Ministerio del Poder Popular para la Salud correspondiente a 2009 indica que en ese período fueron diagnosticados 1.671 infantes con esta enfermedad.

Más frecuentes

El cáncer infantil es cualquiera de las formas de cáncer que afecta a los pacientes en edad pediátrica, atacando a distintas partes del cuerpo, y con tratamientos y tasas de curación diferentes.

Simón Rodríguez, jefe del Programa de Oncología de la Dirección Estadal de Salud Portuguesa, explicó que la tendencia es mundial y este estado no es excepción: se observa una mayor incidencia en niños y niñas de ocho a doce años, y del total los más afectados son los varones.

Registros llevados por el Programa de Oncología del MPPS señalan que la leucemia es la enfermedad oncológica más común en venezolanos menores de 16 años (40% de los casos), seguida por los tumores malignos del sistema nervioso central (11%). También son frecuentes los linfomas (10%) y el tumor de Wilms en el riñón (5%). Otras localizaciones representan al menos 20% de los diagnósticos.

Detalló el funcionario que la leucemia predomina en niños de entre 3 y 5 años de edad, y la incidencia disminuye a medida que avanza la edad del infante. No obstante, describe “picos” entre 7 y 8 años y entre 12 y 13 años.

¿Qué hacer?

La detección temprana abre una línea indiscutible entre la vida y la muerte de algunos niños y adolescentes, diagnosticados con alguna enfermedad oncológica.

El camino que recorren los afectados comienza desde la atención primaria en un ambulatorio hasta llegar a las unidades de oncología de los hospitales, luego de que se han aplicado pruebas especiales que arrojan el diagnóstico definitivo.

Normalmente, comentó el doctor Rodríguez, el punto de partida para la detección de una enfermedad oncológica es una prueba de hematología completa, que se aplica a los pacientes para verificar su conteo de glóbulos blancos y rojos, entre otras variables.

En el caso específico de Portuguesa, la red pública de Salud cuenta con dos unidades para el tratamiento de enfermedades oncológicas ubicadas en los hospitales de Guanare (quimio y radioterapia) y Acarigua (quimioterapia), respectivamente. El hospital del IVSS (Instituto Venezolano de los Seguros Sociales) ubicado en Acarigua, es una tercera opción para la aplicación de quimioterapia.

Diagnóstico

En el cáncer de la población pediátrica, no existen factores de riesgo que definan su aparición como sucede en los adultos. El jefe del programa de Oncología de la DES Portuguesa cita que la genética y factores ambientales se conjugan para provocar la alteración celular que da paso a esta enfermedad.

Los padres deben considerar una consulta médica especializada si el niño o niña presenta síntomas como fiebre alta injustificada -que no cede con tratamiento por dos semanas-, decaimiento, pérdida inexplicable de peso y aparición de puntos rojos en la piel.

La lista incluye además el cansancio prolongado o decaimiento profundo, hallazgo de bultos o prominencias en cualquier parte del cuerpo, fatiga, sangrado por la nariz, pérdida inexplicable del apetito y dolor óseo localizado.

Fuente: VTV

Síguenos por @800noticias