Un rico repertorio de música venezolana descolló en serenata a la Divina Pastora | 800Noticias
800Noticias
Religión

Barquisimeto – Un rico repertorio de música venezolana descolló en la serenata a la virgen Divina Pastora realizada este lunes, como preámbulo a la procesión de esta advocación a la Virgen María, actividad musical efectuada en el monumento de la Flor de Venezuela de Barquisimeto, estado Lara.

El concierto lo abrió a primeras de la noche el maestro venezolano del cuatro Luis Pino y lo cerró en horas de la medianoche el reconocido director de orquesta Gustavo Dudamel.

Por el escenario de la Flor de Venezuela, situada en las avenidas Argimiro Bracamonte con Venezuela, también hicieron acto de presencia con su aporte musical venezolana Carota, Ñema y Tajá, Lilia Vera, José Alejandro Delgado y el Ensamble Gurrufío. 

Cada uno de estos solistas y grupos musicales se pasearon por un nutrido repertorio de la música popular, tradicional y contemporánea venezolana en homenaje a la Virgen. 

El maestro del cuatro, Luis Pino, mostró un amplio popurrí de música venezolana interpretado por este instrumento, el que más sobresale en la cultura musical criolla.

Posteriormente Carota, Ñema y Tajá paseó musicalmente al público por buena parte del estado Lara, desde Carora a Siquisique, pasando por Cubiro. En su presentación se reivindicó el cocuy como bebida patrimonial de la entidad. 

Seguidamente apareció Lilia Vera. Cantó Caramba y recordó a Otilio Galíndez, también a Luis Laguna con sus canciones. Como todos dedicó piezas a la Divina Pastora. 

La juventud y la música contemporánea del cantautor José Alejandro Delgado también se hizo sentir. Delgado cantó la pegajosa canción Ven a conocer Venezuela, y también interpretó canciones y géneros clásicos criollos, como Viene la barca, Se empina la botella y un golpe tuyero. 

Previo a la presentación de la Orquesta Sinfónica Juvenil del estado Lara y Gustavo Dudamel, se presentó Ensamble Gurrufío con lo mejor de sus acordes. Su música instrumental deleitó a los presentes.

Cuando los más de 350 músicos de la Orquesta Sinfónica del estado Lara y voces de la Coral Juvenil Simón Bolívar aparecieron en escena la emoción creció con la aparición del maestro Gustavo Dudamel, cuya batuta fue bendecida por el padre Oscar Freitez. 

Dudamel comenzó su intervención con la interpretación vibrante del himno nacional de Venezuela. Dijo que este concierto en honor a la Divina Pastora mostraba “lo que realmente tiene significado en la vida: “El amor, la unión y la paz”.

La sinfónica juvenil interpretó un amplio repertorio de música tradicional venezolana. Entre estas canciones destacó Florentino y el diablo de Alberto Arvelo Torrealba.

En la medianoche cohetes estallaron en el cielo barquisimetano para el cierre del memorable concierto. 

Fuente: AVN