Papa lanza consulta inédita sobre las dificultades de la familia moderna | 800Noticias
800Noticias
Religión

CIUDAD DEL VATICANO, (AFP) – El papa Francisco lanzó una consulta mundial sobre la evolución de la familia moderna, a través de un cuestionario enviado a los obispos de todo el mundo en el que se abordan temas tabúes como el matrimonio homosexual, las parejas de hecho, el divorcio y la natalidad.

“Hoy se presentan problemáticas inéditas hasta hace pocos años, desde la difusión de parejas de hecho, que no acceden al matrimonio y a veces excluyen la idea del mismo, a las uniones entre personas del mismo sexo, a las cuales a menudo es consentida la adopción de hijos”, advierte el “documento preparatorio” de siete páginas, enviado a las conferencias episcopales del mundo entero y hecho público este martes por el Vaticano.

El documento incluye el cuestionario con 38 preguntas, en el que se propone a los obispos que respondan a temas vetados hasta ahora a la Iglesia católica.

Una iniciativa que probablemente suscitará reacciones dentro y fuera de la institución, por lo que el mismo relator general del sínodo extraordinario, el cardenal Peter Erdo, arzobispo de Budapest, advirtió durante una conferencia de prensa que no se entiende “cambiar la doctrina católica, sino la manera de encarar esas situaciones”.

La secretaría del Sínodo de Obispos, encabezada por Lorenzo Baldisseri, envió el cuestionario a las conferencias episcopales de todo el mundo a mediados de octubre y en base a las respuestas va a preparar un documento, llamado “Instrumentum laboris”, que sirve de introducción al debate de los obispos, que hablan idiomas distintos y tienen problemáticas diferentes.

De frente a la evolución de las costumbres, el papa Francisco convocó para octubre del 2014 la asamblea de obispos, la cual deberá encarar sin tapujos los problemas y las dificultades que aquejan a la familia moderna.

Bajo el lema “Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización”, la Iglesia liderada por el jesuita argentino Francisco quiere encarar problemáticas muy actuales.

El mismo pontífice, que defiende una mayor “colegialidad” en la toma de decisiones, participó en la elaboración del cuestionario, que tiene como objetivo impulsar una nueva evangelización basada en una mayor atención y “misericordia” por todos aquellos que viven en situaciones irregulares.

El papa pide consejo de cara a la adopción de hijos por parte de parejas del mismo sexo, sobre la difusión de las parejas de hecho o sobre la actitud de la Iglesia ante los matrimonios mixtos o interreligiosos, la familia monoparental y hasta el fenómeno del “alquiler de vientres”.

Con la recopilación de las respuestas será elaborado el documento preparatorio, según la tradicional metodología que se emplea para tales asambleas, entre las más abiertas y democráticas de la Iglesia católica.

“Proponer un evangelio sobre la familia en este contexto resulta urgente y necesario”, sostiene el texto.

“Los problemas son amplios. No es conveniente enterrar la cabeza en la arena”, comentó el secretario general del sínodo, el italiano Bruno Forte.

Entre las preguntas que se les formula figura una sobre “la convivencia ‘ad experimentum’ (experimental), sobre las uniones libres de hecho, sin reconocimiento ni religioso ni civil y sobre los separados y divorciados que se vuelven a casar.

Un apartado de preguntas han sido dedicadas exclusivamente al matrimonio homosexual y a los hijos de esas parejas que corren el riesgo de no ver a sus padres acercarse a los sacramentos pese a ser católicos.

Baldisseri reconoció “la gran apertura” que realiza la Iglesia al permitir que hijos de situaciones irregulares – homosexuales, concubinato, divorciados – puedan acceder al catecismo y a los sacramentos.

Un principio que el papa Francisco defendía desde que ejercía como arzobispo de Buenos Aires y que quiere consultar a todos los estamentos de la milenaria institución.

Tras el sínodo extraordinario del 2014 se celebrará en el 2015 un sínodo ordinario, que podría adoptar medidas revolucionarias para la Iglesia católica.

“No lo sabemos. El debate ha sido abierto”, confesó Forte.