Los cambios del Papa en el Vaticano es apoyada por la Iglesia venezolana | 800Noticias
800Noticias
Religión

Son grandes los desafíos que tendrá que hacer frente la Iglesia Católica con el papa Francisco como la máxima autoridad.

El reto más importante que tiene la Iglesia hoy es llevar la religión a un mundo que se dice autosuficiente, a una humanidad que piensa que no necesita de Dios, que está abocada al “yoismo”, al dinero, a los placeres, que se enfrenta por el poder y crea conflictos, señaló el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, en relación a los desafíos que afrontará la Iglesia.

“En Venezuela trabajamos para llevarle el Evangelio a una sociedad que le da la espalda a Dios, puesto que seguimos la recomendación del Papa, quien afirmó en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Brasil que el diálogo es indispensable para la solución de conflictos”, indicó el Cardenal Urosa Savino.

El Sumo Pontífice ha manifestado en sus discursos la necesidad de hacer cambios significativos en el seno de la Iglesia. ¿Cuáles serían los cambios que necesita la Iglesia hoy en día?

Desde el principio de su pontificado el papa Francisco ha manifestado esa voluntad de cambio en la vida de la Iglesia. Un cambio que tiene como base el estar más cercano al mundo de hoy para llevar a cabo nuestra labor cristiana. El mundo requiere un viento nuevo y es el Papa quien está promoviendo el cambio; y este cambio tiene que ver con la sencillez y la humildad que son propias del cristiano. Actitud religiosa que debe ser propiciada por los obispos, sacerdotes y los fieles católicos.

La Iglesia no escapa de problemas como la corrupción, tal como lo evidencia el escándalo del banco del Vaticano ¿Cómo debe actuar la Iglesia para enfrentarla? ¿Cree que lo hecho hasta ahora es suficiente?

En primer lugar, hay que destacar que el banco del Vaticano no está sumergido en una gran corrupción, se trata de hechos concretos. Como el caso del sacerdote arrestado en Italia por transferencia indebida de dinero, más la realidad de esta operación ilícita indica que es necesario corregir estos elementos. Es necesario que haya transparencia en el seno de la Iglesia, en este sentido el Papa ha creado dos nuevas comisiones una para el seguimiento directo del banco del Vaticano denominada Instituto para las Obras de Religión; y por otra parte, ha creado una comisión para el estudio y seguimiento de las operaciones económicas y administración de la Santa Sede. De manera que el Papa está interesado en que se erradique esta mala práctica.

El discurso del Papa hacía referencia a estar más cercano a los pobres ¿La Iglesia venezolana está presente en los barrios, en las cárceles y en las zonas más desprotegidas?

-Sí. Una de las ventajas de que los cardenales hayamos elegido a un Papa latinoamericano es por su cercanía con los pobres, la sencillez y la humildad, actitudes que el Papa demuestra recurrentemente. En Venezuela, la presencia de la Iglesia sigue esta línea y es por ello que en los últimos 20 años la Iglesia ha creado parroquias, trece en los sectores populares, para servir a los más pobres. En Caracas tenemos 15 comunidades de religiosas presentes en 15 barrios de la capital con una labor de más de 40 años, sirviendo a los más necesitados.

El Papa se mostró en Brasil como un hombre afable con quien se puede hablar ¿Esta imagen es justamente el cambio que necesita la Iglesia Católica?

Por supuesto. No es que los otros papas no lo hayan sido; sino que el papa Francisco tiene un estilo informal y suelto, y eso a la gente le encanta. Esa cercanía a la población le gusta, no podemos en la Iglesia tener una presencia neutra.

El teólogo Leonardo Boff afirmó, en una entrevista con la prensa española, que los principios de la Teología de la Liberación están en los discursos de Francisco. ¿Cómo se puede comparar la postura de Boff con la que predica el Santo Padre?

El Papa no necesita de elementos extraños para anunciar el Evangelio y para estar con los pobres. De manera que los principios de la Teología de la Liberación son los principios del Evangelio de la Iglesia católica y los que predica Francisco, allí no hay ninguna diferencia. La divergencia se da en el sesgo político y la confrontación que algunos seguidores de esta teoría le dieron a sus acciones y a la corriente.

¿El celibato y el uso de métodos anticonceptivos son elementos inamovibles en la Iglesia o puede cambiar con el tiempo?

El celibato es una exigencia que la Iglesia nos hace a los sacerdotes como parte de nuestra vocación, para demostrar al mundo que el amor de Dios es suficiente para llenar el corazón del hombre. Esta condición plurisecular es inmemorial en la Iglesia, y ha sido reafirmado para la ordenación de sacerdotes del rito latino de la Iglesia y allí no va haber cambios.

En cuanto al uso de métodos anticonceptivos, la Iglesia ve la actividad sexual como un elemento de amor, de la familia, del matrimonio y de los hijos. La Iglesia no apoya la actividad sexual desordenada y estos métodos sirven para dar rienda suelta al libertinaje sexual y en ese aspecto la Iglesia mantendrá una posición firme.

¿Considera usted que el mundo tiene que ser integrado a la sociedad sin distinción de inclinación sexual como lo dijo el Papa?

Sí, la Iglesia trata el tema de la homosexualidad de forma clara. Señala que la actividad homosexual es algo desordenada, pero si esta persona tiene control de su sexualidad puede estar perfectamente integrada a la Iglesia. Y el Papa insiste en que no se debe discriminar, ni agredir a una persona por su tendencia sexual y eso es lo que la Iglesia ha enseñado.

Fuente: El Universal