Nicolás Maduro no ha podido llevar batuta política en un mes de gobierno | 800Noticias
800Noticias
Nacionales Caracas

Nicolás Maduro no ha podido llevar batuta política en un mes de

gobierno

 

Los estudios de opinión pública denotan que Nicolás Maduro ha venido decayendo en la popularidad. Este domingo, cuando se cumple un mes de la proclamación veloz por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), el balance de gestión es que el Jefe de Estado no ha podido manejar la batuta política en el país.

El análisis desprende de la perspectiva del politólogo Oswaldo Ramírez, quien explica que el venezolano no solo está observando que Maduro no es Chávez, sino que además se evidencia un retroceso en tres puntos de gobierno: la agenda pública, la de medios y la política.

En el caso de la agenda pública, la población interpreta que la economía marcha mal, que los ministros asignados no son los más eficientes, que Maduro tiene miedo a contarse nuevamente. Eso demuestra la poca fortaleza en comparación con Chávez. “El ministro de alimentación Félix Osorio asomó a mediodía el incremento del 20% para el pollo, carne y lácteos. En la noche, Maduro dijo que había aceptado la propuesta”.

Ramírez amplía que durante 14 años, aunque no es algo políticamente positivo, Chávez siempre tomó las medidas por su cuenta y explicaba las razones de ellas. “Pensé, saqué cuentas y tomé esta decisión”.

Con los medios de comunicación, el ex dirigente sindical amenaza e instiga al odio porque las plantas audiovisuales y periódicos continúan descubriendo la verdad. La escasez, la inflación, la dependencia de los dólares, la falta de entrega de viviendas se ha incrementado, la reacción inmediata del Ejecutivo es atacar a los difusores de información.

Por el lado de la política macro hay dos tendencias evidenciadas en estos 30 días. Maduro evade sus responsabilidades, como la inflación o causando algún tipo de reacción leve y desacertada como la inclusión de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para combatir la inseguridad.

El diputado Pedro Pablo Fernández manifiesta que el conflicto económico y social del país se ha agudizado. Aunque no es nuevo, Maduro está llevando la carga del cúmulo de la ineficiencia durante el gobierno de Chávez. No se han visto avances para solucionar estas situaciones, afirmó.

Parece más tiempo

La reacción de la población en las redes sociales hacía ver que el venezolano asume que Maduro tiene más de un mes. Además de la cantidad de acontecimientos ocurridos en este período, Ramírez recordó que Maduro viene manejando al país desde noviembre de 2012.

Para el venezolano, Maduro no es una figura nueva. Se le vio durante la enfermedad de Chávez en una vocería poco explícita y además durante la devaluación que se la atribuyó al, para entonces, Mandatario enfermo.

A esto, Fernández agregó que el Gobierno se está desgastando más rápido de lo que ellos quisieran. La causa principal de esto son los problemas sociales y económicos que afectan al país.

Redoblar esfuerzos

Durante su breve gestión, el gobierno de Nicolás Maduro se ha afincado en resolver problemas acumulados en la economía, especialmente la reducción de la inflación y la escasez, aunque sin mucho éxito, pues hasta ahora los dígitos alcanzan 12,5% de variación de precios en el primer cuatrimestre y un promedio de 20% en problemas de abastecimiento.

De abril a mayo, gremios y empresas usaron la vocería que ofrecen medios de comunicación para alzar sus reclamos. Fueron escuchados. Desde la Presidencia y el Ministerio de Finanzas se abrieron mesas de trabajo para resolver el tema de la liquidación de dólares, cuyos retrasos alcanzan más de 200 días.

Se espera ahora por la liquidación de dólares para un mil 500 empresas y conversaciones con similar cantidad a lo largo de esta semana. Para acelerar el proceso, el Ejecutivo también reactivará el Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), que tendrá como fin enfrentarse a la escasez, pero podría disparar la inflación.

Todo en un mes

Los conflictos que se desarrollaron en 14 años del gobierno de Chávez, Maduro los reeditó y los lanzó en apenas un mes de Gobierno.

Para iniciar el período presidencial, el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas acusó a la ONG Provea de contribuir con el fascismo de la oposición. Esto a consecuencia de las violaciones de derechos humanos denunciadas por la Unidad, durante los sucesos y protestas públicas en los días postelectorales.

Analistas políticos han coincidido en que este tipo de aseveraciones promueven la instigación al odio, ante una organización que vela por la garantía de los derechos humanos de todos los venezolanos. Además es una clara criminalización de la protesta

El general (r) Antonio Rivero, fue calificado como el primer preso político de este período presidencial. Aunque fue liberado esta semana, pasó 21 días preso, por supuesta instigación al odio durante las manifestaciones posteriores al 14 de abril.

En paralelo con esta situación, una especie de lista de Tascón se estaba realizando en la administración pública. Ricardo Molina, ministro ratificado de Vivienda y Hábitat, fue grabado en un mitin con sus empleados, asegurando que no respetaría las normativas laborales si algún empleado de la entidad pública habría votado por el excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski

Además de Molina otros funcionarios públicos fueron grabados en los mismos actos. Los despidos injustificados ya se han visto y con ello una serie de conflictos laborales que inclusive han desencadenado protestas pacíficas de calle.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social aseguró que durante abril las protestas por derechos políticos se incrementaron en 550%. 162 protestas de esta índole hubo en todo el país. Aunque sin contabilizar las siguientes, en el exterior Maduro también ha sido abucheado.

Fuente:EL Carabobeño

Síguenos por @800noticias