El Gobierno Bolivariano adopta este lunes una serie de medidas de carácter económico dirigidas a incrementar la producción de alimentos y bienes de consumo básico para la población venezolana.

El Vicepresidente Ejecutivo de la RepúblicaJorge Arreaza, destaca, entre las medidas acordadas, el establecimiento de planes para fortalecer la producción de alimentos, en especial de rubros sensibles que afectan la inflación en el país, como las hortalizas.

“No sólo por unos meses, o por un año, sino planes estructurales para la producción de esos rubros en los próximos años”, manifiesta.

Informa una serie de medidas dirigidas a incrementar la producción agrícola, como: la exoneración del Impuesto sobre la Renta (ISLR) para la producción primaria; la inversión de dos mil millones de bolívares para financiar la producción de alrededor de 1000 hectáreas de hortalizas en invernaderos; un subsidio a la producción de azúcar por 769 millones de bolívares, que equivale 1,76 bolívares por kilo producido, que se entrega al productor como subsidio, por lo que no impacta al consumidor; el ajuste al precio del girasol al productor, de 4,10 a 5,40 bolívares; así como la reorganización agroindustrial del Estado.

En este sentido, explica que el Ministerio de Agricultura se dedicará a la producción de materia prima; Industria a la generación de los insumos para posteriormente procesar dicha materia prima y Alimentación se encargará del procesamiento y distribución final de dichos productos.

También indica que las empresas agroindustriales Pronutricos y Proarepa pasarán del ministerio de Agricultura al de Alimentación, y recibirán 140 millones de bolívares para su fortalecimiento productivo.

Además, dijo que se toma la decisión de ajustar en 20% los precios del pollo, la carne de bovino y la leche en todas sus presentaciones, incluido los quesos.

El vicepresidente Ejecutivo resalta los avances que se han obtenido en las distintas reuniones que el gobierno nacional viene realizando con distintas empresas privadas en el país.