PDVSA evalúa parar suministro “a zonas asediadas” | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Los disturbios y enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad del Estado en varias zonas del país derivaron en que el Ejecutivo nacional considerara una suspensión de los envíos de combustible que realiza a diario Petróleos de Venezuela.

El ministro de Petróleo y Minería y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, indicó ayer a las 12:47 pm, a través de su cuenta en Twitter @RRamirezPDVSA, que “nos veremos obligados a suspender el suministro de combustible en las zonas bajo el asedio fascista a fin de preservar la seguridad de todos”.

También señaló a través de la red social que “toda Pdvsa alerta ante los planes del fascismo de atacar estaciones y transporte de gasolina. Los trabajadores y la GNB en guardia”; y en otro mensaje dijo que “estamos en alerta. Se tiene información de que las bandas fascistas pretenden atacar estaciones de servicio y el transporte de combustible”.

Pese a que el ministro no se refirió a alguna zona en específico como Táchira, Carabobo, Mérida, Bolívar o Caracas, donde desde hace dos semanas hay protestas con quema de basura y objetos en las vías públicas, las bombas de gasolina en varias zonas del Este y Sureste de Caracas reportaron que se “abarrotaron” de vehículos, ante el temor de un racionamiento de la gasolina.

Después del mediodía de ayer las bombas de gasolina en sectores de la avenida Francisco de Miranda, El Cafetal, Santa Mónica y la avenida Victoria estaba repletas de conductores que intentaban llenar sus tanques.

Horas después de sus primeros mensajes en twitter, a las 3:38 pm, el ministro Ramírez dijo en la red social que “Pdvsa está en plena normalidad, cumpliendo todos los despachos al mercado interno de combustibles siempre preservando la seguridad y la paz”.

Fuentes vinculadas al sector de hidrocarburos advirtieron que la Milicia está tratando de manejar o modificar los horarios de cierre o apertura de las estaciones de servicio, cuando “solo el ministerio de Petróleo tiene competencias para ello. La Milicia no está autorizada”.

Protestas y racionamiento

Los cierres de calles y avenidas en varias ciudades del país ha tenido efectos sobre la distribución de combustibles, aseguran fuentes del sector que prefirieron no identificarse públicamente.

En la región andina, sobre todo Táchira y Mérida, explicaron que “en este momento hay un poco de desabastecimiento porque ha habido problemas con el transporte. Las gandolas no están llegando con regularidad y hemos estado trabajando con la reserva estratégica que Pdvsa nos autoriza a utilizar y que alcanza para unas dos o tres horas de venta”.

Les sorprende una posible suspensión del servicio cuando ha sido la propia estatal la que ha ordenado mantener el servicio. “Es un anuncio extraño, contrario a lo que hemos venido haciendo”.

Asimismo, las fuentes en la zona andina desconocen algún caso de ataque a gandolas de gasolina, aunque reconoció que en Rubio fue tomado un camión de Pdvsa Gas Comunal con bombonas de gas propano, que fue saqueado “porque la gente sabe que no se consiguen las bombonas”, y posteriormente incendiado.

A ello se une que está en vigencia una orden del ministerio de Petróleo de prohibición de venta de combustibles en pimpinas, para evitar que pueda utilizarse en las protestas y manifestaciones violentas.

Cabe acotar que en Táchira y Mérida, donde hay enfrentamientos entre estudiantes y fuerzas de seguridad, ya hay un sistema de venta racionada de combustible por vehículo, vigente desde el año 2011 y llamado por Pdvsa Plan de Automatización de Combustibles. Actualmente la región tachirense recibe unos 18 mil barriles diarios de gasolina y diesel, tanto para las bombas convencionales como las Safec (Servicio de Abastecimiento Fronterizo Especial de Combustible).

En Mérida la venta controlada abarca sobre todo la zona de El Vigía, que forma parte de la ruta de despacho desde los llenaderos de Pdvsa.

Fuente: El Universal

Síguenos por @800noticias