Pdvsa: 15 eventos en refinerías en los últimos 105 días | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

El incendio menor que afectó la noche del pasado martes una unidad de la refinería Cardón ubicada en Paraguaná, constituye el tercer incidente que sufre el circuito refinador venezolano en apenas tres días, revelando que el mantenimiento preventivo en las plantas de Petróleos de Venezuela se ha deteriorado.
Las llamas del martes en Cardón ocurrieron en la unidad de Alto Vacío 3, (AV-3) y causaron “quemaduras leves” a dos trabajadores, según difundió la propia Pdvsa en una nota de prensa.

Trabajadores de la refinería indicaron que el evento ocurrió cuando se alimentaba la torre de AV-3. Las llamas se produjeron en el tope de la torre, lo que facilitó la extinción del fuego al cerrar la alimentación de “residuo largo” que procesa la unidad.

La unidad AV-3, que tiene una capacidad de 30 mil barriles diarios, se alimenta de la unidad de Destilación 3 y procesa coque que se envía a la unidad de coquificación retardada, diesel que se usa en la planta catalítica, y componentes para procesar lubricantes en el complejo de Cardón.

Este incendio menor ocurrido en el Complejo Refinador Paraguaná es un eslabón más en los reiterados eventos de seguridad en las refinerías de Pdvsa, que periódicamente reportan paralizaciones o incendios de diversas magnitudes, inclusive por causas como rayos y descargas atmosféricas; y que desde el año 2012 han significado pérdidas financieras para la estatal petrolera pues terminan afectadas las operaciones de refinación. 

Números al día

Desde el mes de mayo hasta la fecha se han reportado 15 eventos como incendios, paralizaciones, cortes eléctricos y fugas en las refinerías Amuay y Cardón (que conforman el Centro Refinador Paraguaná, CRP), El Palito, Puerto La Cruz e Isla, esta última en Curazao y operada por Pdvsa. Incluso se conoció de un incendio en una destiladora en el mejorador de Petrocedeño.

Si la suma se extiende a los últimos 12 meses, los eventos y accidentes en las refinerías de Pdvsa superan los 24, o un promedio de dos eventos al mes, la mayoría de ellos ocurridos en el CRP.

En mayo hubo al menos cuatro eventos: una falla en el reformador de nafta en la refinería Puerto La Cruz, que incidió en la obtención de diesel de alto valor; una explosión en el horno de la planta catalítica de Cardón; una falla en un horno de la unidad de destilación atmosférica n°2 de Amuay, y una falla de generación eléctrica en Genevapca que interrumpió el servicio de energía para Amuay (parcialmente) y Cardón (por completo).

En junio se conoció que hubo una falla en el sistema de enfriamiento del CRP-Amuay, y que se produjo un incendio cuando un rayo impactó en un separador de coque en la misma refinería Amuay. 

Durante el mes de julio hubo un apagón en la refinería Isla en Curazao, y hubo una explosión en el flexicoquer de Amuay (FKAY) que causó pánico en la población cercana a la refinería.

Ya en el mes de agosto hubo una explosión en un tanque de suministros en Cardón; un conato de incendio en la Planta de Destilación Atmosférica n°3 de la refinería Amuay (denominada con las siglas PS/PV3), y los recientes eventos: el incendio en una laguna separadora en la refinería Puerto La Cruz, un corte de energía eléctrica masivo en la refinería El Palito, y el referido incendio en la unidad de Alto Vacío n° 3 de Cardón.

La reiteración de problemas en el circuito refinador y la obligación de atender un mercado interno cuya demanda es cada vez más grande, sin tener capacidad para procesar más productos derivados, ya causó que las operaciones de Refinación, Comercio y Suministro de Pdvsa durante el año pasado dejaran pérdidas operativas por un total de 7.795 millones de dólares, en una estadística que incluye la actividad registrada tanto en Venezuela como en el exterior.

Esto significa que las pérdidas por refinación y comercio crecieron 851% en el año 2012, respecto a los 819 millones de dólares de pérdidas registrados en 2011.

Si se estudia solo la operación de refinación en Venezuela, las pérdidas en 2012 alcanzaron un monto de 8.442 millones de dólares, posteriormente mitigadas por el negocio de refinación en el extranjero, que dejó ganancias.

Información etovar@eluniversal.com

Síguenos por @800noticias