Oscar D’León se fue a México sin que le devolvieran su casa | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Aún a Oscar D’León no le han devuelto la casa que le fue invadida por una comuna en Carayaca, según dijo ayer vía telefónica, poco antes de abordar un vuelo a México, el propio sonero.

Explicó que ya sus abogados “están montados en el caso, para que lo que se supone es una organización que debe ayudar a la gente me devuelva mi casa. Y no porque yo soy una figura pública o porque soy Oscar D’León. A cualquier persona que pase por un trance similar se le debe devolver”, dijo.

La casa de 13 hectáreas ubicada en Carayaca era su sitio preferido para descansar, “hasta hace dos años cuando se cayó la carretera y no pude volver, porque para llegar puedo tardarme hasta tres horas”.

No obstante, aseguró que no es un lugar abandonado, “porque tengo unas perso nas que se encargan de cuidarla. Ante la imposibilidad de ir, en el piso de abajo le puse una bodega a la señora. El negocio no funcionó y ella cerró, pero adentro está el mobiliario. La gente esta que entró cortó unos candados de seguridad y se apoderó de la instalación y de los muebles… Eso no puede ser. Confío en que las leyes prevalezcan y le devuelvan a la señora sus cosas y a mí mi casa”, dijo.

El otro drama Pero este no es el único problema que ha debido sortear. D’León dijo que debido a la problemática de los pasajes “tuve que formar una orquesta en Miami para que me acompañe en las giras. De aquí me llevo a tres de mis músicos, incluido el director musical, William Terán, quienes viajan por tierra hasta Cúcuta, de ahí en avión a Bogotá y desde esa ciudad al destino que toque”.

Este periplo también lo harán para el regreso al país, dentro de un mes, para cumplir con los compromisos que ya tiene firmados.

“El sonero del mundo” estuvo en el país porque el sábado se inauguró un bulevar en Barquisimeto en su honor. “Lo bueno fue que pude unir a seguidores de todas las tendencias en ese lugar, que me resultó mágico. Fue una muestra de cariño muy grande del pueblo larense que respeto. Lo malo es que, me dicen, que se robaron la placa”.

Fuente: ÚN

Síguenos por @800noticias