Ley de vehículos reducirá cobertura de las pólizas | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

La entrada en vigencia de la Ley que regula la compra y venta de vehículos supondrá una pérdida de patrimonio para los propietarios de los automóviles.

De acuerdo a la tercera disposición transitoria del texto, sancionado el pasado martes en la Asamblea Nacional (AN), “las pólizas de seguros de vehículos automotores actuales por una suma asegurada superior al precio máximo de venta establecido por los mecanismos previstos en esta Ley se mantendrán vigentes hasta su vencimiento”. 

Pero para renovar el seguro “se fijará de acuerdo al precio de venta máximo establecido” por las autoridades.

En la práctica la cobertura de los automóviles bajará, ya que el objetivo de la Ley es revisar las estructuras de costos de las ensambladoras y fijar “precios justos”, tal y como prometieron los diputados del Psuv al aprobar el texto.

Esta reducción de las coberturas ocurrirá apenas se promulgue la norma, ya que según la primera disposición transitoria los precios de comercialización de los carros y las motos serán los del 28 de febrero de 2013 mientras “los órganos o entes de la administración pública con competencia en materia de costos y precios tienen la obligación de fijar el precio máximo de venta de los vehículos automotores terrestres nuevos”.

Esta suerte de depreciación por decreto también se producirá con el precio de venta de los autos usados, ya que la segunda disposición transitoria de la norma indica que “el precio máximo de venta no podrá exceder 90% del precio de los vehículos nuevos vigentes a la fecha 28 de febrero de 2013 del mismo modelo o de similares características, estructura y diseño”. 

El valor permitido de la venta de un carro usado será el que salga de la aplicación de una fórmula que calcula el “valor de reposición” y la “depreciación”.

El precio de los repuestos también quedará congelado una vez se promulgue la Ley. Según la cuarta disposición transitoria, las empresas deberán entregar sus estructuras de costos en 30 días y las autoridades tendrán un plazo de hasta 180 días para fijar los precios.

Eduardo Garmendia, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), aseguró que una norma de esa naturaleza va a causar “un efecto importante” en las ensambladoras y en los fabricantes de repuestos. Adelantó que algunas empresas podrían sacrificar parte de su portafolio y concentrarse en sólo algunos productos.

José Cinnirella, vicepresidente de la Cámara Nacional de Autopartes (Canidra), señaló que la distorsión del mercado responde a la falta de divisas. “¿Por qué no hay autopartes ni vehículos? Simplemente porque no hay divisas”, dijo a Unión Radio. 

 

Información El Universal

Síguenos por @800noticias