Gobierno diseña tarjeta para el “abastecimiento seguro” | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

En un entorno donde la escasez obligará a incrementar el precio de los productos regulados y el contrabando de extracción golpea el abastecimiento, el Gobierno aspira a contrarrestar el impacto de estas variables con el lanzamiento de una tarjeta electrónica que tendrán quienes compran en los comercios que pertenecen al Estado, como Mercal y Pdval.
Fuentes del gabinete económico aseguran que está descartada la posibilidad de que se trate de un mecanismo de racionamiento y que aún la tarjeta se encuentra en fase de diseño.

“Es un sistema con una tarjeta bancaria electrónica para garantizarles a ustedes la satisfacción de todas las necesidades de las familias que trabajan, que permita acabar con los especuladores y bachaqueros”, dijo el Presidente de la República, Nicolás Maduro, el pasado sábado.

El ministro de Alimentación, Félix Osorio, informó a través de su cuenta de Twitter que “estamos analizando junto al Presidente Nicolás Maduro la implementación de una tarjeta electrónica para el pueblo. También se planteó la posibilidad de ofrecer promociones a quienes soliciten la tarjeta, como viviendas, vehículos y paquetes turísticos, además de ofertas adicionales en artículos de acuerdo a la temporada”.

Hasta ahora el Presidente no ha transmitido con claridad cómo operará la tarjeta electrónica, pero ha dejado en claro que se tratará de un mecanismo para aliviar el efecto que tendrá el alza en los precios de los alimentos regulados.

El sábado Nicolás Maduro indicó que hay varios precios que están desfasados, desde hace dos y tres años, que deben ser revisados y añadió que los productos que aumenten “los venderemos al pueblo a través de Mercal, Pdval y los Abastos Bicentenario con un mecanismo que estamos creando para proteger al pueblo”.

El Gobierno ya ha implementado medidas para tratar de evitar la compra de alimentos a precios regulados que luego son revendidos por canales irregulares o transportados a Colombia.

En junio de 2013 se aplicó en el Zulia un plan piloto para restringir la compra de alimentos básicos por usuario, con un mecanismo de control que impedía a una persona comprar un producto regulado dos veces, el mismo día, y en distintos establecimientos.

El Gobierno también ha creado productos para el financiamiento en momentos en que la inflación se acelera y el salario pierde poder de compra.

En septiembre de 2010 el expresidente Hugo Chávez anunció la creación de una cédula, que llamó del “Buen Vivir”, para facilitar el “consumo necesario” en los biceabastos, una red de comercios creada por el Gobierno que provee alimentos y artículos de la cesta básica a bajo costo.

El proyecto se apoyó en el Banco de Venezuela, la principal entidad financiera del Estado, que otorgó una tarjeta de crédito para ser usada en los biceabastos a personas con cuenta de nómina.

En 2010 la inflación de alimentos y bebidas no alcohólicas registró una aceleración importante al ubicarse en 33,8% versus 20,2% en 2009.

En este momento la situación es más complicada porque el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó 73,9% en 2013 y aún no se han ajustado una serie de rubros que permanecen con precios congelados.

Fuente: EL UNIVERSAL

Síguenos por @800noticias