Cerrada las inscripciones de candidatos para elecciones del 8-D | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

 

CARACAS, (AFP) – El oficialismo y la oposición venezolana cerraron la inscripción de sus candidatos para las elecciones municipales del 8-D, preludio de una campaña agresiva que medirá a fuerza de votos el apoyo popular a Nicolás Maduro y al líder opositor Henrique Capriles.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) recibió hasta el sábado unas 15.572 postulaciones, de entre las cuales los venezolanos elegirán 337 alcaldes y a 2.455 concejales en unas elecciones consideradas una prueba del respaldo popular de Maduro y para Capriles una prueba “de vida o muerte para el futuro de Venezuela”.

“Se trata de una batalla campal entre ambos lados para evitar que el adversario tenga la mayoría de los votos”, dijo a la AFP el analista y presidente de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León.

León afirma que la oposición busca cautivar a un mayor número de votantes que los alcanzados el pasado 14 de abril, cuando Capriles perdió la elección por una estrecha diferencia de 1,49 puntos porcentuales, para “castigar la gestión de Maduro”.

Al presidente, le toca responder a un adversario que “se ha mostrado electoralmente al país” y que captó en abril el voto de 900.000 chavistas. “Maduro está dispuesto a neutralizarlo por la fuerza si es necesario (…), incluyendo medios y la destrucción de los círculos de soporte de Capriles”, explica León.

A pesar del carácter local de los próximos comicios, el ex asesor de la campaña política del ex presidente Hugo Chávez en 1998, Alexander Luzardo, señala a la AFP que “lo local quedó en segundo plano, sacrificado, y transformado en un round nacional” entre el presidente y el líder opositor.

Se vale todo

Luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) rechazara el miércoles la impugnación presentada por Capriles contra las elecciones de abril y ordenara investigarle, el líder opositor anunció que iría a instancias internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la ONU y la OEA.

Mientras tanto, Capriles se ha dedicado a abanderar a sus candidatos inscritos ante el CNE, reiterando que no son “paracaidistas” y que conocen la realidad de sus localidades.

También concentra la atención en barajar sus posibilidades luego del 8 de diciembre, entre ellas, la de una Constituyente que pueda, entre otras cosas, crear un nuevo Estado y una nueva Constitución.

“Nicolás Maduro no gobernará durante seis años y la Constitución propone los suficientes mecanismos para evitar ese desastre (…) ¡El 8 de diciembre será una prueba más de que el pueblo no les aguanta ni una más!”, escribió el opositor en su columna de este domingo.

Por su parte, Maduro defendió a sus candidatos frente a las críticas de quienes aseguran que no hubo consulta popular sobre los nombres y asegurando que se trata de “gente de calidad humana y de liderazgo”. Además, a través de su cuenta de Twitter, cuestionó la “unidad” de la oposición mientras habló de una “alianza perfecta” en el chavismo.

Para respaldar a sus candidatos, el pasado sábado, por ejemplo, publicó en Twitter un montaje del ex ministro de Comunicación y ahora candidato a la Alcaldía Mayor de Caracas, el periodista Ernesto Villegas, vestido como el personaje del film estadounidense “Abraham Lincoln: cazador de vampiros” (2012), en referencia a su contrincante, el actual candidato a la reelección por la oposición Antonio Ledezma, a quien Maduro calificó de “vampiro”.

Como parte de una estrategia que León considera “interesante”, Maduro incluso designó a un grupo de cantantes, beisbolistas grandes liga y periodistas de televisión para concursar por alcaldías que tradicionalmente han estado en manos de la oposición: Sucre y Baruta, en Caracas; y Maracaibo, en el estado Zulia.

El politólogo Nicmer Evans, afín al chavismo, criticó que se opte por echar mano de la vieja técnica electoral de escoger personajes ajenos al mundo político, haciendo de la política un show, sin consultar a las bases”.

“La estrategia no es ni mala ni buena, pero es arriesgada cuando se hace desde la búsqueda de la profundización de un legado de Chávez”, apuntó.

Para Luzardo, se trata de captar votos que “no son propiamente políticos” y con poco esfuerzo, pues agrega que se trata de personajes que “no requieren acompañamiento especial como los candidatos tradicionales, pues ellos mismos son una marca que la gente reconoce”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos por @800noticias