Capriles afirmó que el Gobierno carece de suficientes dólares para importar | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Caracas.- El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, recordó que este Gobierno lleva 15 años en el poder, tiempo en el cual se ha devaluado el bolívar casi un 2000%. “Los dólares ya no alcanzan y dependemos de las importaciones, en un gobierno que habla de nacionalismo y lo que hicieron fue destruir la producción nacional”, señaló.
Hizo esta afirmación en un artículo publicado en la columna dominical que escribe el gobernador mirandino para su blog personal.

Explicó que en 1998, cuando Hugo Chávez llegó al poder, “la tasa de cambio del bolívar con respecto al dólar estaba alrededor de los 570 bolívares. En los siguientes años el dólar se movió alrededor de esa tasa, pero en el 2002 se disparó y cerró por encima de los 1.380 bolívares por dólar. Por lo que en 2003 crearon Cadivi para controlar el cambio de divisas. Desde entonces la tasa de cambio fue en aumento y en el año 2010 tras hacer la reconversión de la moneda (eliminándole los tres ceros) y surgir el supuesto bolívar fuerte, se llevó la tasa de cambio del dólar a 4,30 bolívares fuertes (es decir, 4.300 bolívares de antes)”.

Precisó que en el 2013 el gobierno central devaluó la moneda al anunciar la tasa de cambio del dólar a 6,30 bolívares fuertes. “Y ahora en 2014 anuncian que habrá una tasa preferencial a 6,30 bolívares el dólar (pero no indican para qué o para quienes) y la gran mayoría pasa al Sicad, que es una subasta que ha rondado los 11,3 bolívares el dólar. Como dije, sin duda nueva devaluación”.

Rechazó el modelo económico que se instauró en Venezuela porque no funciona y un indicador de esto es la inflación, que el año pasado cerró en 56%. Esa cifra nos dice que las políticas económicas que el gobierno central ha tomado han fracasado”.

Hubo devaluación

Señaló que mientras países que no cuentan con los recursos petroleros que tiene Venezuela van hacia delante, nosotros vamos hacia atrás.

“Es que la inflación golpea a todo el mundo, especialmente al más pobre. Arrancando el año el ingreso de los venezolanos perdió un 56% de su capacidad gracias a la inflación. Y esta semana nos anunciaron una nueva devaluación. Aquí maquillan y le cambian el nombre a todo. El establecimiento de un control cambiario a través de bandas, como lo anunciaron este miércoles, efectivamente constituye una nueva devaluación”, precisó.

Por otro lado, Capriles señaló que la falta de nuevas inversiones obedece a las constantes amenazas que hace al sector productivo, el Gobierno nacional. “Mientras tanto vemos cómo cada día hay más personas en las calles vendiendo para sobrevivir. ¿Cómo se construye un país donde los docentes abandonan las aulas de clase para vender en una esquina porque vendiendo ganan más para sobrevivir?”.

Frente a ese escenario considera que algo está haciendo mal el Gobierno, y como consecuencia de eso las necesidades básicas del pueblo no se pueden satisfacer. “Las dos palabras que más se repiten hoy en los establecimientos es: “No hay”. Uno tiene que visitar varios establecimientos para poder comprar lo que necesitamos”, dijo.

Sostuvo que este año es crucial en materia económica, pro que no ve señales de cambio que indique que se va a salir de la crisis que estamos viviendo. “No es con censura que se va a cambiar la realidad. Si en este año no hay un cambio en el modelo económico va haber más escasez, inflación y desabastecimiento. Y para que este modelo cambie, hay que cambiar al gobierno”.

Enfatizó que el Estado debe estar al servicio del pueblo y no al revés, pero pareciera que “la intención es que todos estamos al servicio del Estado y el Estado es todo. No creemos en ese modelo”.

“Gobernar significa ser un servidor público, significa hacer todo lo posible para que la vida de nuestro pueblo sea mejor, y eso dista mucho de lo que vivimos hoy los venezolanos. Lo más preocupante es la incapacidad de quienes se han perpetuado en el poder durante estos 15 años de entender que nadie tiene todas las respuestas y que creerse superiores no va a lograr que salgamos del laberinto en el que estamos metidos”, añadió.

Pidió el reconocimiento de todos y el respeto por las diferencias que se puedan tener para poder superar “entre todos la crisis que estamos viviendo. Ojalá podamos entender aquello de que con el sudor de mi frente y no con la sangre de mi enemigo”.

Fuente:  EL UNIVERSAL

Síguenos por @800noticias