BCV advierte que el desabastecimiento no puede prolongarse en el tiempo | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Caracas.- El presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, considera que el mayor problema que supone el desabastecimiento en el país es que éste se prolongue en el tiempo.
Recomendó mejorar las formas de producción, importación y distribución a breve plazo para solventar el problema. “Ya tenemos meses con desabastecimiento en ciertos productos, yo alertaría -porque es lo que hace el BCV- esto no puede pasar mucho tiempo más de dos o tres meses, hay que importar rápido y bien, producir más y distribuir mejor”,  declaró en entrevista con José Vicente Rangel.

Sostuvo que el Gobierno ha tomado algunas medidas que van orientadas a  la mejora del abastecimiento en el país. “En este caso se está profundizando la red Mercal y Pdval y se están teniendo las reuniones con privados para corregir nudos para que el producto llegue al consumidor final”.

Una ley que depende de su aplicación

El presidente del BCV señaló que los resultados de la Ley de Precios Justos estará determinada por la forma en la que sea aplicada.

“Es extremadamente importante el desarrollo metodológico de la ley, que tenga buen cause para que pueda cumplir con los objetivos: que haya mayor productividad y que los márgenes de ganancia sean los adecuados”, explicó al señalar que la ley podría ser oportuna toda vez que destacó que hay distorsiones de los precios desde la producción primaria hasta su comercialización. 

Indicó que de acuerdo a la normativa habrán precios que efectivamente bajarán, otros que se mantendrán y otros que tendrán que subir.  “Hay que esperar el pleno desarrollo y si es necesario hacer ajustes imagino que el Ejecutivo lo hará a través de las mesas de trabajo en la economía”.

Aunque dijo no creer que los productos esenciales vayan a estar entre los que aumenten por la aplicación a la ley, insistió en que todo dependerá de la revisión que haya que hacer a la cadena de producción y comercialización.  “Casi todos los productos esenciales están en una tasa relativamente más baja, en este momento, los alimentos, la salud y otros sectores, es decir este tipo de cambio no tiene por qué afectarlo tanto, sin embargo, la ley tiene que ver los costos de cada producto y tomar en cuenta todas las variables del juego”.

Santanización

Lo que sí condena Merentes es que la ley haya sido “satanizada” antes de ser puesta en práctica. “Satanizar una ley sin ni siquiera haberla aplicado es un problema de percepción, puede ser que tengan razón pero puede que no. Cuando se aprobaron las 21 leyes habilitantes hubo aversión en contra de la Ley de Pesca, la Ley de Hidrocarburos y Ley de Tierras fueron aprobadas y han tenido beneficios para la población”, ejemplificó.

Más que pronóstico sobre lo que depara al futuro económico nacional, Merentes quiso fue hacer un llamado a trabajar. “Lo que hay que trabajar fuerte, recuperar tiempo por lo que se pudo haber perdido en febrero y marzo por los días que no se laboraron, la mejor forma de construir un país es trabajando”.

Reconoció que ese trabajo tiene indefectiblemente que incluir al sector privado. “Hay que trabajar con el sector privado y el sector nuevo de la economía que está siguiendo, trabajar en lo que consumimos como los cárnicos, como el pollo, hay que ir a la materia prima, a los alimentos como el maíz, el sorbo, de tal manera de hacernos más productivos a lo interno y satisfacer la demanda. Hay que preparar el aparato productivo para el mayor consumo”.

Merentes reivindicó las protestas de estudiantes, pero solo “la buena”. “Protesten pero nosotros teníamos un lema cuando éramos estudiantes: los mejores en el estudio y los mejores en la lucha, no solo en la lucha y menos en la violencia. Hay que reivindicar la protesta para el bien, inclusive para cambiar el sistema político”.

Fuente: EL UNIVERSAL

Síguenos por @800noticias