Asesinato de indigentes por presuntos militares | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Residentes de los edificios ubicados en la esquina de Balconcito, en la avenida Baralt, se quedaron atónitos cuando vieron pasar la patrulla de la Guardia Nacional Bolivariana, a eso de las 4 y 50 minutos de la mañana de ayer, y uno de los funcionarios asesinó a tiros a dos indigentes.

Uno de ellos era conocido como “Mochito”. El otro, dijeron, era amigo de él y se la pasaban haciendo trabajos a destajo a los residentes y trabajadores de la zona.

Quienes observaron la manera en cómo los efectivos militares cometieron en doble crimen, lo calificaron de ser “una crueldad”. 

Una mujer declaró que los efectivos estaban detrás de unos delincuentes y patrullaban la zona. Luego se detuvieron frente al edificio Elía y le dispararon en ráfaga a los indigentes que dormían en la puerta de la sastrería Francy.

Allí quedaron muertos, tapados con cartones que usaban como especie de cobija.

“Esos señores eran tranquilos, no se metían con nadie. No es justo que los maten de esa manera. Parece que esos militares andan con tanto resentimiento social que dispararon así”, declaró un testigo.

A las 9 de la mañana, los cadáveres continuaban en la vía pública. Una comisión de la Policía Nacional Bolivariana custodiaba la escena del crimen y contaron siete conchas de bala en la calle y acera. 

Los vecinos relataron que los responsables son funcionarios que instalan la carpa de seguridad en la plaza Juan Pedro López, ubicada detrás del Banco Central de Venezuela.

Más abajo, en el inicio de la avenida San Martín, frente a la plaza O’ Leary, estaba el cadáver de un hombre que fue apuñalado en el pecho.

No portaba identificación y nadie supo detallar qué fue lo que ocurrió.

Al principio, creyeron que había sido arrollado, pues quedó atravesado en la calle. Sin embargo, cuando efectivos del Cicpc levantaron el cuerpo, se percataron de la herida que tenía en el pecho.

Presumen que fue atacado en una riña y tratando de huir cayó desangrado y murió.

Estos tres cuerpos formaron parte de los diez que fueron ingresados desde la tarde del viernes hasta la mañana de ayer.

De acuerdo a lo que indicaron funcionarios del Cicpc, de forma extraoficial, en lo que va de mes han sido registrados en la morgue de Bello Monte 250 cadáveres.

Otra víctima fue René José Aquino, de 29 años. 

Lo asesinaron a las 10 y media de la noche del viernes en la calle 13 de Septiembre del barrio Gran Colombia, en Los Rosales. Recibió cuatro impactos de bala.

Sus familiares dijeron que vivía en Caucagua, pero que tenía tres días en la zona visitando a su familia.

El viernes salió un momento y se consiguió con un sujeto mala conducta, a escasos metros de su casa. Discutió con él y siguió su camino, pero el hombre sacó un arma y le disparó por la espalda.

Los deudos escucharon las detonaciones y salieron a auxiliarlo. Lo llevaron al CDI, donde ingresó muerto.
 
Información El Universal
Síguenos por @800noticias