Alba ha concretado 1.500 transacciones por 550 millones de sucres este año | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Alba ha concretado 1.500 transacciones por 550 millones de sucres

este año

El Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre), que integra a cinco países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), ha concretado 1.500 transacciones este año, que suman 550 millones de sucres, equivalentes a unos 670 millones de dólares, informó este miércoles el presidente del Consejo Monetario Regional del Sucre, Eudomar Tovar.

Durante su participación en el Seminario Internacional Integración Sur-Sur, que este miércoles concluyó en la sede del Banco Central de Venezuela (BCV), en Caracas, Tovar precisó que esta unidad de cuenta común, acordada en 2008 por Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador, pasó de transar 10 millones de sucres en seis operaciones en 2010, su primer año de funcionamiento, a 852 millones de sucres en 2.646 operaciones, el año pasado.

Tan solo hasta el cierre de mayo de 2013 se ha transado el equivalente a 63,8% del valor total de lo que se acordó en 2012. Algunos de los rubros transados son materiales prefabricados para vivienda, vehículos, aparatos médicos, atún y productos farmacéuticos.

“Todo esto indica que el Sucre se está consolidando”, puntualizó Tovar en el evento, que reunió a expertos en materia de integración económica de África, Centroamérica y Venezuela, a los fines de intercambiar experiencias sobre unión monetaria.

Para el experto, existe la posibilidad de estrechar lazos con África a través del Sucre, en conjunción con los sistemas de integración monetaria que existen en ese continente.

“Una de las iniciativas importantes que se están desarrollando, en el contexto de emerger en los ámbitos de integración, es buscar alternativas, como la unidad de cuenta o los sistemas de pagos en monedas locales, para fortalecer el flujo comercial regional, evitar los embates de la crisis, ahorrar divisas para apuntalar la economía y aumentar la liquidez utilizando los pagos en monedas locales”, señaló.

Apuntó que el cruce de los sistemas de pago en monedas locales del Mercado Común del sur (Mercosur), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Alba pueden vincularse con los sistemas de pago de la Unión Africana. “Venezuela es un puente a mercados de gran interés para la región africana”, sostuvo.

El Sucre, indicó el también vicepresidente del BCV, “forma parte de las políticas de unión regional que buscan proteger nuestras economías del embate de la crisis económica mundial y desacoplarnos progresivamente de las monedas duras”. Junto con el Alba, la Unasur, el Banco del Sur, entre otros, conforman lo que se ha denominado como nueva arquitectura financiera regional, que se basa en los principios de complementación, cooperación, soberanía y solidaridad.

Uruguay solicitó en marzo pasado su incorporación al Sucre, y Tovar informó que ya se han realizado acercamiento técnicos para concretar esta petición. Con su ingreso, se estima un fortalecimiento del Sistema y grandes expectativas, pues “se abre el compás para que se sumen otros países”.

[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”3301″,”attributes”:{“alt”:””,”class”:”media-image”,”height”:”303″,”typeof”:”foaf:Image”,”width”:”454″}}]]

¿Cómo funciona el Sucre?

En América Latina, la moneda más utilizada para las transacciones comerciales entre países ha sido el dólar. El Sucre nace como una alternativa para minimizar el uso de las divisas.

En noviembre de 2008, los países del Alba acordaron la conformación de una zona monetaria que abarca: una Cámara Central de Compensación de Pagos, la unidad de cuenta común (el Sucre, cuya nomenclatura es XSU) y un Fondo de Reserva y Convergencia Comercial. La Alianza Bolivariana también cuenta con un banco de desarrollo.

El Sucre es entonces una unidad de registro, valoración y liquidación de las operaciones. Está constituida por lo que se llama canasta de monedas locales de los países que integran el mecanismo, en proporciones según los tamaños de sus economías. De este modo, un sucre equivale a: un bolívar (46,37% de la unidad de cuenta), un dólar ecuatoriano (25,57%), un CUC cubano (13,65%), un córdoba nicaragüense (8,25%) y un boliviano (6,15%).

Tovar estimó que cuando se concrete su incorporación, el peso uruguayo ocuparía cerca de 3% del sucre, con lo que se ajustaría la proporcionalidad del resto de las monedas.

El XSU equivale actualmente a 1,2497 dólares americanos, y ha presentado una estabilidad importante desde su creación, de acuerdo con el presidente del Consejo Monetario Regional.

El Sistema opera de la siguiente manera: por ejemplo, un importador venezolano contacta a su proveedor en uno de los países miembros y acuerdan realizar su transacción a través del sucre.

A través de su banco, el empresario acredita la cantidad en bolívares al BCV, que dispara los sucres al Banco Central del Estado en cuestión, por ejemplo, de Bolivia. Luego, transfiere el pago en moneda local (bolivianos) al exportador. “La unidad de cuenta es el puente de pago a las empresas en monedas locales”, resumió el experto.

Impulso a la exportación

Dentro del Sucre está en desarrollo el Fondo de Reserva y Convergencia Estructural, que tiene un doble propósito: proporcionar asistencia de liquidez a los países que lo requieran para adquirir sucres y financiar proyectos para incrementar la oferta exportable en las naciones.

Tovar destacó que es importante tender al equilibrio entre la oferta exportable y la demanda de productos dentro de los integrantes del grupo, lo que exige la creación de fuertes planes de exportación en los países. En ese sentido, el Consejo Económico del Alba ha instruido la creación de una bolsa de productos que permita que la oferta de un país sea la demanda del otro.

[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”3303″,”attributes”:{“alt”:””,”class”:”media-image”,”height”:”303″,”typeof”:”foaf:Image”,”width”:”454″}}]]

Fuente:AVN

 

Síguenos por @800noticias