Lechina: Un virus de mucho cuidado | 800Noticias
800Noticias
Salud y Belleza

Los virus son enfermedades que contraemos a lo largo de nuestras vidas, lo que nos hace estar atentos a cualquier aparición extraña en la piel o síntomas que presentemos, ya que, de no ser tratados a tiempo o de forma adecuada, puede causar ciertas complicaciones al organismo. La varicela o lechina como es conocida en Venezuela, es uno de esos virus que parece inofensivo pero suele ser altamente contagioso y grave en algunos lactantes, adolescentes, adultos y personas con sistemas inmunológicos debilitados, debido a que puede generar infecciones bacterianas con la piel, los huesos, las articulaciones y el cerebro.

El doctor Nicolás Cárdenas, especialista en pediatría señala que La varicela es causada por el herpes virus humano 3 (alfa), también conocido como el virus de la varicela-zóster (VVZ), miembro del grupo Herpesvirus; y se presenta con mayor frecuencia en la etapa de la niñez. Esta enfermedad produce la aparición en el cuerpo de una erupción muy parecida a ampollas, lo que causa picazón, y síntomas seudogripales.

Cárdenas destaca que por lo general los síntomas desaparecen por si solo pero lo mas recomendable es que el afectado sea atendido por un médico que le subscriba el tratamiento correspondiente para así evitar posibles complicaciones.

Según el Doctor Cárdenas el virus se puede contagiar a partir de los dos días antes de saber que la persona presenta la enfermedad, es decir que no necesariamente la persona debe tener las costras para ser contaminante. “Es muy común que las escuelas sean focos de varicela, ya que si un niño tiene el virus, los otros pueden contraerlo con facilidad sino han sido vacunados, por eso se recomienda no enviar a los niños a clases durante el lapso que le dura la lechina, que es de aproximadamente 16 días, destacó. Cabe destacar que aquellos niños que jamás hayan tenido varicela están en riesgo de adquirirla y pueden desarrollar complicaciones graves. La lechina es más común en los niños que asisten a la guardería o a la escuela.

Los síntomas mas comunes que se presentan son: fiebre, dolor abdominal, dolor de garganta, dolor de cabeza o una sensación de malestar indefinido uno o dos días antes de que la erupción aparezca. Los niños que se acercan a la adolescencia suelen tener menos síntomas y menos aparición de ampollas. Cárdenas destaca que la mejoría comenzará a sentirse cuando las costras ya estén secas, y en este momento ya no son contagiosas.

La evolución de la varicela variará en cada niño; sin embargo, la fase más grave de la enfermedad dura habitualmente de 4 a 7 días. Las ampollas nuevas generalmente dejan de aparecer por el quinto día, una gran parte forma costra alrededor del sexto día y la mayoría de ellas desaparecen dentro de los 20 días posteriores al comienzo de la erupción cutánea. Sin embargo, si existen complicaciones, el periodo de recuperación puede ser aún más largo.

En la adultez, esta patología puede complicarse originando neumonías, hemorragias, meningitis o hepatitis. Según el Informe del Sistema de Vigilancia de la Organización Panamericana de la Salud más de 90 % de la población mundial ha padecido la enfermedad antes de los 15 años, sin embargo existe la posibilidad de que se manifieste en la edad adulta.

Las embarazadas y las personas con problemas en el sistema inmunológico no deben estar cerca de una persona con varicela. Si una embarazada que no ha padecido varicela previamente contrae la enfermedad (especialmente durante las primeras 20 semanas del embarazo), el feto corre riesgo de tener defectos de nacimiento y la mujer tiene el riesgo de padecer más complicaciones que si hubiera contraído la enfermedad antes de quedar embarazada. Si la mujer presenta varicela justo antes o después de que nazca el bebé, el recién nacido corre el riesgo de tener complicaciones graves de salud.

El tratamiento para la lechina no incluye antibióticos, a menos que las heridas se infecten. El Doctor Cárdenas recomienda el uso de la vacuna preventiva en contra la lechina, sin embargo resalta que actualmente existe un problema mundial en cuanto al abastecimiento de la misma, por problemas con los productores mundiales de la misma, en especial, con el laboratorio GlaxoSmithkline (GSK) de Inglaterra. En el 2013 hubo un inconveniente en la producción de dicho laboratorio ya que algunos lotes de vacunas contra la varicela no cumplían con los criterios y estándares de calidad de GSK, lo que ocasionó interrupciones del suministro en varios países durante el año 2014. El laboratorio estima reanudar el suministro a finales de enero de 2015.

Lisbeth Brazón

brazonlisbeth@gmail.com

@lisbethbrazon

@800noticias

800noticias.com

Síguenos por @800noticias