Interrogan a directivo de clínicas privadas en Venezuela que denunció escasez | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Caracas, Venezuela | AFP. El presidente de la Asociación de Clínicas y Hospitales de Venezuela, Carlos Rosales, fue interrogado este viernes por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) debido a sus denuncias sobre la escasez de medicamentos e insumos en el país, informaron medios locales.
Tras ser detenido por la tarde por agentes del Sebin en un hospital de la ciudad de Valencia (norte), Rosales salió libre al caer la noche luego de declarar en una sede regional del organismo de inteligencia, informaron medios de prensa presentes en el lugar.

Según los reportes, Rosales explicó que los agentes del Sebin lo convocaron para una “entrevista” en la que le informaron que sus declaraciones a medios de comunicación “podrían haber generado alarma en la población”.

Las autoridades no brindaron información alguna sobre el caso de Rosales.

Rosales y la Asociación que preside han denunciado la creciente escasez de medicamentos e insumos que aqueja a clínicas y hospitales de Venezuela.

Medios venezolanos publicaron esta semana declaraciones de Rosales señalando que 75 de las 274 clínicas que agrupa la Asociación han suspendido intervenciones quirúrgicas por falta de insumos y para reservar los pocos existentes a la atención de casos urgentes.

En paralelo, el gobierno venezolano emprendió acciones contra una cadena de supermercados y otra de farmacias acusadas de ocultar alimentos, medicamentos y productos diversos a fin de generar malestar y enojo entre la población, lo que el presidente Nicolás Maduro denomina “guerra económica”.

A dos directivos de la red de farmacias Farmatodo y a uno de los supermecados Día a Día, que a partir de mañana pasará a control gubernamental, se les dictó prisión formal esta semana acusados de intentar desestabilizar la economía.

La escasez de alimentos, medicinas y productos, un mal crónico en Venezuela, se ha agudizado este año y cada vez son más frecuentes las largas y a veces tumultuosas filas al exterior de comercios de todo el país, mientras que los servicios sanitarios adolecen de la falta de insumos y medicamentos.

La complicada situación económica en Venezuela, que cerró 2014 con una inflación de 64%, se ha visto aún más afectada por la caída de los precios del petróleo, en un país que obtiene del crudo 96% de sus divisas y que importa la mayoría de los alimentos y productos que consume.

Síguenos por @800noticias