Las serpientes: Salud y equilibrio del ecosistema | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Las serpientes han sido por siglos una de las especies más temida por el hombre, debido al veneno que emanan cuando se sienten amenazadas o simplemente para atacar a sus presas; no obstante muchos olvidan o desconocen la importancia que tienen las culebras y otros reptiles para el ambiente y por supuesto para los humanos. Estas especies son depredadores que logran mantener el ecosistema equilibrado ya que sin ellas las presas crecerían de manera exorbitante, lo que causaría grandes daños en los alimentos y por consecuencia a la biodiversidad.

El Presidente de la Cooperativa Bioreptilia, Luis Fernando Navarrete, señala que “las toxinas y cócteles de proteínas que se extraen del veneno de las culebras sirven para diversas actividades farmacológicas y farmaterapeutas, para producir medicamentos que luego van hacer usado como tratamientos de enfermedades humanas como el carcinoma, y el alzhéimer”.

Las presas de las serpientes son los micromamíferos, los cuales causan daños a las cosechas y son portadores de enfermedades transmisibles al ser humano. Las serpientes al cazar a estos roedores, los mantienen alejados de la población y de las cosechas, evitando así perdidas a los agricultores y a la economía. Hay países como Tailandia que como consecuencia de exterminar las serpientes para el uso de sus pieles para la comercialización, han tenido que abandonar grandes cultivos debido a la gran cantidad de ratas que no tenían predadores que las eliminara. Cabe destacar que las serpientes también son presas de otros predadores especialmente de los felinos, logrando así el equilibrio del ecosistema, sin embargo es el hombre el principal amenaza para estos reptiles por considerarlos dañinos.

Navarrete quien realizó Estudios de Biología en la Facultad de Ciencia en la Universidad Central de Venezuela, destaca que en Bioreptilia es un grupo multidisciplinario unidos por la pasión y amor por la naturaleza. Su objetivo y esfuerzo está dirigido hacia la zoología y en particular  los anfibios, reptiles y otras especies de fauna venenosa que se encuentran en el país;  no solo por ser especies muy poco estudiadas, sino también por ser animales rechazados, utilizados como fuente proteica y perseguidas por el ser humano, en algunos casos por venenosos y en otros por desconocimiento o simple ignorancia. “Nuestro objetivo es contribuir con la farmacoterapia; es decir, para uso biomédico, a fin de ayudar a solventar la problemática de salud pública a nivel nacional”, acotó.

Por otra parte, el gran valor de la serpiente se acrecienta cuando descubrimos que su veneno es empleado en la elaboración de medicamentos y creación de herramientas de diagnóstico. José Contreras, quien es Curador de la colección zoológica de artrópodos, reptiles y anfibios de Bioreptilia, señala que “debemos dar importancia a estas especies, ellas no van hacernos daños si nosotros no atentamos contra su vida, al contrario su veneno puede ayudar a generar medicamentos que pueden curar ciertas enfermedades”. Estas substancias se utilizan en la realización de tratamientos para enfermedades como la epilepsia, la demencia senil, la degeneración muscular, la transmisión neuromuscular, como reguladores de la presión sanguínea, en el tratamiento de infecciones víricas, la creación de analgésicos, antimicrobiales, el tratamiento de la osteoporosis, antitumorales, la rinitis vasomotora e incluso se usan en el cáncer de mama. Navarrete quien fue Secretario del Comité Editorial de la revista científica  Herpetropicos Journal on Tropical Amphibian and Reptiles, añadió que  “las substancias obtenidas del veneno de serpientes se aprovecha para muchísimas enfermedades especialmente para las que tienen que ver con el sistema circulatorio debido a su doble acción, coagulante y anticoagulante”.

Actualmente Bioreptilia se encuentran adscritos a la Red Nacional de Antivenenos de Misión Ciencia del Ministro de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias; coordinan el área de Educación preventiva y son el Banco de venenos o Toxinoteca, para el estudio de las toxinas de estos animales para la realización de sus antivenenos (suero antiofídico y antiescorpionicos). También pertenece a la red de Antivenenos Nacional con la creación de un Centro Integral de Educación, Investigación y Conservación: Vivario, Zoocría y Toxinoteca (Biblioteca de venenos), para la elaboración y producción de antiveninas, investigación de toxinas y el desarrollo de Programas de Educación Ambiental y Participación Comunitaria, orientados a la prevención de accidentes por envenenamiento escorpiónico y ofídico, así como de la conservación de los anfibios, reptiles y arácnidos.

[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”42665″,”attributes”:{“alt”:””,”class”:”media-image”,”height”:”184″,”typeof”:”foaf:Image”,”width”:”273″}}]]

Lisbeth Brazón

brazonlisbeth@gmail.com

@lisbethbrazon

@800noticias

800noticias.com

Síguenos por @800noticias