El embalse de Lagartijo está en su nivel mínimo | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

La sequía sostenida que atraviesa el país ha provocado que el embalse de El Lagartijo, que normalmente aporta 25% del agua que consume Caracas, haya alcanzado su nivel mínimo, por lo que ya no está en capacidad de suministrar nada de líquido a la capital.

Esto explicaría el severo racionamiento que desde hace ya semanas sufren los municipios del Este de Caracas, las partes más altas de la ciudad y prácticamente todo el estado Vargas, si bien desde Hidrocapital aún no se ha hecho ningún pronunciamiento oficial sobre el tema: “Estamos trabajando en un comunicado al respecto”, alcanzaron a informar desde la empresa.

Norberto Bausson, quien fuera vicepresidente de Operación y Mantenimiento de Hidrocapital y quien hoy es el coordinador en materia de agua potable y saneamiento en la MUD, explica que un déficit de tres mil litros por segundo (que es lo que aporta el embalse de Lagartijo) es una “calamidad”, por más que el nivel de los otros dos embalses que surten a Caracas (Camatagua y Taguaza) tenga niveles razonables para esta época del año.

Cree que el problema de fondo, más que la sequía, es el retraso de diez años que lleva el sistema Tuy IV, en Cuira: “En quince años no se ha construido ni un embalse para la capital ni se han hecho mejoras en la red de distribución, ni una sola obra importante en el acueducto metropolitano”.

Le parece inaudito que Caracas reciba hoy apenas 17 mil litros de agua por segundo, una cantidad inferior a la de 1998, pues los sistemas han envejecido y se perdió la red de pozos profundos. El crecimiento poblacional, recuerda, es indetenible, y tiene asociado un incremento de las demandas de servicios básicos.

A juzgar por los resultados de los trabajos que Hidrocapital realizó durante Semana Santa en el sistema Tuy III, cree que se hicieron en desmedro del Tuy II. Por eso hoy los más perjudicados son los municipios del Este de la capital (Tuy II), aunque recuerda que también están sufriendo sectores populares de Libertador como las partes altas de Coche, Antímano o El Junquito. Para colmo de males, todo Vargas también depende del aporte de los sistemas que surten a Caracas.

Aparte del retraso en el sistema Tuy IV, también llama la atención sobre el embalse de Macarao (aporta 450 litros por segundo al sistema), que ya está construido y sin embargo no está operativo.

Pocas lluvias en el horizonte 

El Inameh (Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología) ha colocado en su página web una serie de mapas a nivel nacional en los que se hace una vigilancia permanente de la sequía, y allí se recuerda que ella provocó fuertes pérdidas económicas en los períodos 1973-74, 1982-83, 1997-98, 2002 y 2009-2010, por hablar solo de los últimos 40 años.

El año pasado, según los registros del pluviómetro de la Estación de Ingeniería Hidrometeorológica de la UCV, el nivel de precipitación fue de 728 milímetros, inferior en 19% al promedio histórico de 898. Y en los primeros cuatro meses del año apenas se han registrado 21,7 milímetros de precipitaciones, cuando el promedio para los cuatros primeros meses es de 107,3 milímetros.

Además, este año existe una probabilidad de 70% de que tenga lugar el fenómeno meteorológico de El Niño, que está asociado a un déficit de precipitaciones en el país y que disminuiría las lluvias entre octubre de 2014 y abril de 2015.

Síguenos por @800noticias