Disminuyen protestas de estudiantes un día antes del diálogo de paz en Venezuela | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

CARACAS, (AFP) – Las protestas de estudiantes de la oposición contra el gobierno de Nicolás Maduro bajaron de intensidad este martes en Venezuela, un día antes del diálogo de paz convocado por el gobierno para acabar con la violencia de las últimas semanas.

En un intento de aplacar la tensión, Venezuela anunció que designó un embajador en Estados Unidos. Pero este mismo martes, Washington expulsó a tres diplomáticos venezolanos en reciprocidad a una medida similar de Caracas del 17 de febrero.

Durante la jornada Caracas volvía lentamente a la normalidad, aunque en algunos barrios de clase media pequeños grupos de manifestantes cortaron parcialmente las vías con escombros y basura.

Durante la noche del lunes antimotines dispersaron pequeños grupos de manifestantes en Caracas. Reportes procedentes del estado de Táchira, donde iniciaron las protestas estudiantiles el 4 de febrero, dieron cuenta de incidentes, sin que se haya informado de heridos.

Una treintena de estudiantes, en un país con una matrícula de 2,6 millones de universitarios, se movilizó hacia la embajada de Cuba, ubicada en un barrio acomodado del este de Caracas, para rechazar lo que denuncian como injerencia de ese país aliado del gobierno de Nicolás Maduro.

“Lamentablemente en los cuarteles de Venezuela existe presencia de militares del gobierno de los hermanos Castro”, dijo la dirigente estudiantil radical Gabriela Arellano, quien pide la renuncia del presidente frente a la legación cubana, que estuvo resguardada por militares y policías.

Más temprano, una docena de jóvenes se concentraron en el barrio clase media alta Los Naranjos en rechazo al gobierno y a la crisis económica con pancartas de tela como: “Venezolano que no protesta, no sale de esta. Únete”.

En los últimos dos días, la intensidad de las protestas que llegaron a convocar diariamente a algunos miles de estudiantes ha disminuido, aunque se han registrado enfrentamientos con piedras y gases lacrimógenos en las noches entre pequeños grupos revoltosos y antimotines en la plaza Altamira de Caracas.

Los bloqueos de vías y manifestaciones, en rechazo a la inseguridad, la elevada inflación (56% anual), la escasez de productos básicos y la detención de varios estudiantes, han ocasionado que negocios de la capital cierren al caer la noche y que las calles luzcan semivacías.

Los disturbios derivados de las protestas estudiantiles, que se originaron en San Cristóbal (occidente) y luego se ampliaron a ciudades como Caracas, Mérida o Valencia, han dejado 14 muertos, más de 140 heridos y 45 detenidos, según cifras oficiales y un conteo de la AFP.

 

El tira y afloja entre EEUU y Caracas 

 

Estados Unidos expulsó este martes a tres diplomáticos venezolanos, informó un portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

Sin embargo este martes también la cancillería venezolana confirmó que “Maximilian Arvelaéz es propuesto por el Gobierno venezolano para ser embajador de Venezuela en los Estados Unidos”, tal como había anticipado horas antes el presidente Maduro.

Un nuevo embajador tiene como finalidad restaurar “la capacidad de diálogo con la sociedad estadounidense, (para) que sepa la verdad de Venezuela, porque están creyendo que de verdad nos estamos matando (…) y están pidiendo intervención militar de Estados Unidos en Venezuela”, había explicado el presidente.

El anuncio fue recibido con escepticismo en Washington: “El intercambio de embajadores es una decisión mutua. Hemos dicho por meses que estamos abiertos a un intercambio, pero Venezuela precisa mostrar seriedad sobre sus intenciones” dijo Psaki.

Ambos países carecen de embajadores desde 2010 y todos los intentos por reanudar relaciones plenas han fracasado hasta el presente.

Pero más allá de la política, Estados Unidos sigue siendo el primer comprador del crudo de este país, que dispone de las mayores reservas comprobadas el mundo.

 

Un diálogo de paz pendiente

 

En una reunión en la presidencia con gobernadores y alcaldes, Maduro reiteró la noche del lunes su invitación a un diálogo con varios sectores para el miércoles, en el que se espera la participación del líder opositor Henrique Capriles, también gobernador del estado Miranda (norte).

“Estoy seguro que de ahí van a salir grandes acuerdos para el futuro de la patria (…) Lo primero tiene que ser respetarnos, entendernos, respetar la Constitución”, dijo Maduro al término del encuentro, al que Capriles se negó a asistir en rechazo a la “violación de los derechos humanos y represión” registrada en las protestas.

Según la Fiscalía General, se investigan doce denuncias por violación a los derechos fundamentales, en tanto agregó que por este tipo de casos se han detenido a nueve militares y policías.

En la cita del lunes en la sede de la presidencia, el gobernador opositor del estado Lara (noroeste), Henri Falcón, instó a Maduro a reducir la confrontación y a que el gobierno reconozca “que en Venezuela se vive una crisis económica”.

Síguenos por @800noticias