Cuatro años pagará adolescente que asesinó a sacerdote | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

El Tribunal 1 de Control de la Sección Penal del Adolescente del estado Carabobo sentenció a cuatro años de prisión al joven de 17 años que asesinó al sacerdote salesiano Jesús Erasmo Plaza Salessi (79) y del laico salesiano Luis Edilberto Sánchez Morantes (84), cuando perpetraba un robo la noche del 15 de febrero del presente año en las instalaciones del colegio Don Bosco de Valencia.

El Ministerio Público presentó la acusación del adolescente quien admitió el delito.

El muchacho fue aprehendido en horas de la tarde del domingo 16 de febrero en el sector La Pastora de la parroquia El Socorro del municipio Valencia, muy cerca del lugar donde horas antes había cometido el crimen en el que participó otro adolescente de 14 años de cuya detención no han informado las autoridades policiales.

Durante la audiencia preliminar la fiscal 23 con competencia en el Sistema de Responsabilidad Penal del Adolescente de Carabobo, Milagros Romero, acusó al joven por la comisión de los delitos de homicidio calificado con alevosía en la ejecución de un robo agravado, lesiones graves en perjuicio de un tercer religioso y agavillamiento.

Los delitos están previstos en el Código Penal en concordancia con lo establecido en la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

El joven está recluido en el Centro de Internamiento Alberto Ravell, ubicado en el municipio Naguanagua.

Una nota oficial del MP refiere que conforme con la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en su artículo 628 y tratados internacionales suscritos por la República, entre ellos la Convención sobre los Derechos del Niño del 26 de enero de 1990, ningún venezolano que tenga menos de 18 años puede ser sancionado a una pena mayor a cinco años de prisión.

Un macabro suceso
La mañana del domingo 16 de febrero los feligreses que acudieron a escuchar la Misa en el Colegio Don Bosco de Valencia, -en la intersección de las calles Colombia y Anzoátegui del casco central de la ciudad-, quedaron horrorizados al conocer el motivo de la suspensión de la Eucaristía: dos miembros de la comunidad salesiana habían sido asesinados unas horas antes a manos de un par de jóvenes delincuentes que ingresaron a las instalaciones educativas con la intención de robar.

Testigos del hecho señalaron que los agresores utilizaron cuchillos con los que amenazaron a sus víctimas y ejecutaron el crimen. Los fallecidos fueron el padre Jesús Plaza, con más de 50 como sacerdote de la congregación; y el Hermano Luis Sánchez, salesiano laico quien era el director de educación primaria de la Unidad Educativa.

En el mismo hecho resultó herido el padre David Marín, de 64 años, director general de la institución, quien recibió varias puñaladas en la pierna derecha.

El presbítero José Luís Salazar, el cuarto ocupante del edificio durante el atraco, fue atado y amordazado por los delincuentes. Sin embargo logró soltar sus ataduras y dar parte a las autoridades policiales del macabro acontecimiento, que duró unas dos horas.

 

Información El Universal

Síguenos por @800noticias