“Ventas regulares” pese a gran afluencia | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Salir a última hora para comprar los ingredientes de las comidas típicas de Navidad, ropa, calzado y hasta regalos, es ya una costumbre previa a la Nochebuena. Ajustado al presupuesto y a la disponibilidad de la mercancía, cada quien busca mantener la tradición. 

Este año la variedad de productos ha sido limitada, no así los precios, según relatan los propios consumidores y comerciantes que el martes colmaron el centro de Caracas.

Tan solo para realizar 30 hallacas, una de las personas consultadas aseguró que ha destinado más de 1.500 bolívares en carnes, hortalizas y tubérculos. La oferta de pollo entero a precio regulado no existe en Quinta Crespo. A cambio se expende el kilo de muslo de pollo cuesta 140 bolívares, mientras que la pechuga 190 bolívares. La gallina congelada cuesta entre 170 y 180 bolívares el kilo. Mientras que el pernil no baja de 420 bolívares por kilo. 

Las frutas experimentan precios considerables, de allí “las ventas regulares” que reportan los comerciantes. “Muy caras, la importada y la nacional, por eso la gente no compra”, manifestó José Sousa, comerciante de Quinta Crespo.

El precio de las manzanas varía de acuerdo al tamaño. Algunos comercios las tienen entre 40 y 50 bolívares por unidad. En otros casos, la oferta es de tres unidades por 100 bolívares. El kilo de uvas cuesta 400 bolívares, si es nacional; y 600 bolívares, si es importada. 

“La fruta se convirtió en un artículo de lujo”, resaltó otra comerciante consultada. Asegura que la gente compra, “pero poco”. Para los consumidores esta situación tiene que ver por la “especulación”. Sin embargo, los comerciantes sostienen que los distribuidores no mantienen un precio fijo. “Un día te llega una caja de manzana a 2.000 bolívares y el mismo día en la tarde llega a 3.000 bolívares, ¿cómo haces?”, lamentó una vendedora. “Nosotros somos los que sufrimos y le damos la cara al público, ese es el gran problema”, insistió. 

Complacer el paladar con turrones y panettone también suelen estar entre los gastos familiares de la temporada navideña. La oferta de panettone en los mercados municipales fue reducida. Según explican los vendedores, las importadoras optaron por asegurar la mercancía en las grandes cadenas de supermercados y redes del Estado. Los precios varían desde 280 bolívares hasta 600 bolívares, según los gustos.

El kilo de nueces cuesta 500 bolívares y las avellanas 400 bolívares por kilo. Otros frutos, como higos secos y orejones, no estuvieron presentes este diciembre. “Eso siempre llega del 15 de noviembre y hasta ahorita no ha llegado”, expresó un vendedor.

La recomendación de consumidores y comerciantes es adquirir con tiempo los productos decembrinos, a sabiendas de que aún queda la celebración del Año Nuevo y buena parte de la mercancía tiende a escasear. “No hay mucha uva, pera, manzana. Lo importado no hay mucho”, advirtió un comerciante.

Los estrenos de Nochebuena se convirtieron para algunos en lujo. Un par de pantalones supera los Bs 3.000 y las blusas para dama están en Bs 2.500 en adelante, igual las chemises y camisas para caballeros. 

En tanto, las jugueterías registraron ventas hasta último momento, aunque fueron pocas las que pudieron complacer los gustos de los más pequeños. Este año pocas tiendas estuvieron surtidas con los juguetes de la temporada, entre ellos, Frozen, Peppa y Transformers.

 

Información El Universal

Síguenos por @800noticias