Presidente revisó planes de inversión debido a la caída del precio del petróleo | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

La caída en casi 50 dólares por barril en los precios del petróleo desde principios de septiembre hasta finales de diciembre, como causa de la guerra económica dirigida por el gobierno Estados Unidos y sus aliados en el mercado internacional del crudo, ha obligado al Gobierno Bolivariano a revisar los planes de inversión, indicó este domingo el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro.

“De 95 dólares el precio del barril de petróleo venezolano al cierre del 30 de diciembre cerró en 46,97, casi 50 dólares de caída. Esto nos ha obligado a revisar todos los planes de inversión. Todos los días estamos nosotros perfeccionando todos los planes para proteger a nuestra patria, para demostrar que somos exitosos afrontando situaciones críticas en lo económico y mantener los beneficios sociales de la educación, salud, la alimentación y la vida de nuestros pueblo”, expresó desde el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, donde sostiene un encuentro con gobernadores bolivarianos y ministros.

El jefe de Estado hizo un llamado a hacer de este coyuntura una oportunidad para impulsar el desarrollo económico y la industrialización del país, “para la independencia económica, agroalimentaria. La gran oportunidad la tenemos aquí al frente. Es una posibilidad real por las capacidades productivas que tenemos. Somos un país que lo tiene todo para el renacimiento económico”.

El presidente Maduro rememoró sobre los contantes ataques de Estados Unidos para apropiarse del recurso natural a países como Irak y Libia, entre otros.

“¿Cuál fue el objetivo de la invasión a Irak? Controlar las reservas petroleras de un país muy poderoso de la Opep, un país que tiene la capacidad productiva de 4 o 5 millones de barriles potencial. Hoy no lo tiene, producto de una guerra”.

El presidente de la República denunció la nueva guerra del petróleo que impulsa la nación norteamericana a través del aumento de la producción de gas y petróleo de esquisto, lo que ha generado una baja de 40% en los precios del petróleo.

Para extraer este tipo de crudo no convencional, la nación norteamericana emplea el método del fracking o fracturación hidraúlica, que posibilita la extracción del gas y el petróleo del subsuelo, mediante la perforación de un pozo vertical y posteriormente uno horizontal, a fin de realizar la inyección de agua, arena y productos químicos en la roca madre, situada a gran profundidad, para provocar el flujo de gas y su salida al exterior.

Aunque Estados Unidos (EEUU) ha justificado el uso de esta controversial técnica, que ocasiona un nocivo impacto ambiental, argumentando la necesidad de reducir su dependencia del petróleo extranjero, el fracking cumple un propósito político de inundar de crudo el mercado internacional de hidrocarburos para ocasionar la caída de los precios, y a la vez, afectar las economías de los países exportadores de crudo.

Info de: AVN

Síguenos por @800noticias